Interpol anunció que se han decomisado en América Central y el Caribe casi 30 toneladas de cocaína, heroína y marihuana valoradas en unos US$822 millones (unos 630,5 millones de euros), dentro de una operación internacional contra el tráfico de drogas y de armas de fuego ilícitas.

La bautizada como Operación "Lionfish", en la que han participado cerca de 34 países y territorios, ha dado lugar también a la detención de 142 personas y a la incautación de 15 embarcaciones y ocho toneladas de precursores químicos, 42 armas de fuego y unos US$170.000 (unos 130.400 euros) en efectivo.

La Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) indicó en un comunicado que el dispositivo estuvo coordinado por su oficina regional en San Salvador y contó con la colaboración de entes como la Organización Mundial de Aduanas (OMA) y el Consejo del Caribe para la Aplicación de las Leyes Aduaneras (CCALA).

La operación contra ese tráfico a cargo de grupos de delincuencia organizada de América Central y el Caribe buscaba además mejorar el intercambio de información a escala regional e internacional con el objetivo de recopilar datos policiales sobre 'modus operandi', itinerarios, estructuras de esos grupos delictivos y sus dirigentes.

Su puesta en marcha, entre los pasados 27 de mayo y 10 de junio, se dio "en respuesta al creciente número de pruebas que apuntan a la implicación de organizaciones delictivas en el tráfico de drogas y armas de fuego" en esa región, "en razón de su ubicación estratégica".

Interpol tuvo igualmente en cuenta "el aumento considerable de los decomisos de cocaína practicados por las autoridades locales y los informes que indican una mayor incidencia de los delitos violentos".

En "Lionfish" participaron no solo países de la región, sino también otros como España, Alemania, Estados Unidos o Canadá, porque según el portavoz de Interpol en ese último país, Bob Paulson, "acabar con estas actividades es vital no solo para los países de origen y tránsito de las drogas y armas, sino también para los de destino".

"Lionfish" forma parte del programa de capacitación para la lucha contra la delincuencia organizada en las Américas, dentro del cual se ha formado a unos 161 funcionarios de 36 países con ejercicios operativos.