El ministro de Salud, Jaime Mañalich, se refirió esta tarde a la declaración de pandemia que entregó la Organización Mundial de la Salud al coronavirus COVID-19, afirmando que la situación podría complicarse en invierno.

Pasado el mediodía, el Minsal informó que la cifra de casos del brote subió a 23, sumando 6 nuevos casos; dos en la región del Maule y cuatro en la región Metropolitana.

Además, luego que la OMS declarara como pandemia al Coronavirus, el secretario de Estado se refirió a la situación apuntando que todos los casos en Chile han provenido desde el extranjero.

“Como Ministerio de Salud seguimos luchando por lograr que el brote de esta enfermedad se mantenga controlado, afecte a la menor cantidad de compatriotas posible y que las personas que enfermen puedan salir adelante de una situación que por sí es difícil”, agregó.

Sin embargo, aseguró que no se descarta que ello pueda cambiar en el corto plazo y que se registren contagios comunitarios.

“Tenemos que pensar que estamos muy cerca de ya no poder darle trazabilidad a los casos”, dijo Mañalich, añadiendo que también, según avance la enfermedad, podrían decretar cuarentenas en recintos específicos.

Sobre lo anterior, ejemplificó que en un colegio toda la comunidad tendría que pasar 14 días en su domicilio o, de no poder concretarse así, tendrían que cumplir la cuarentena dentro del establecimiento, por lo que tendrían que habilitar espacios, camas y métodos de higiene.

En tanto, afirmó que se mantienen las medidas estrictas de protocolos y accesos al país, luego que este martes se informara que todos quienes provengan de España e Italia tendrán que hacer cuarentena de forma automática.

A ello recalcó que hay que prepararse para las estaciones venideras. “(Hay que) prepararse para un escenario que puede ser muy complejo en el próximo invierno, generando posibilidades de adquirir hospitales de construcción acelerada, reconversión de camas, tener el programa de vacunación de influenza, tener stocks en Cenabast de 5 millones de mascarillas, todo lo que sea necesario para controlar esta enfermedad”.

“Como Ministerio de Salud seguimos luchando por lograr que el brote de esta enfermedad se mantenga controlado, afecte a la menor cantidad de compatriotas posible y que las personas que enfermen puedan salir adelante de una situación que por sí es difícil”, agregó.

A su vez indicó que, de momento, no poseen ningún argumento para cancelar o suspender eventos masivos, debido al número de casos y el hecho de que no se han registrado contagios comunitarios.