La Organización de los Estados Americanos (OEA) y gobiernos de América Latina repudiaron hoy domingo la invasión en la ciudad de Brasilia a las sedes del Ejecutivo, el Congreso y el Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil por parte de simpatizantes del ex presidente Jair Bolsonaro (2019-2022).

Distintos gobiernos de la región han difundido comunicados contra los actos registrados en la sede del gobierno federal brasileño, el Congreso y el STF.

El presidente de Colombia, Gustavo Petro, apuntó en tal sentido que "el fascismo decide dar un golpe" de Estado en Brasil.

"Toda mi solidaridad a @LulaOficial y al pueblo del Brasil. El fascismo decide dar un golpe. Las derechas no han podido mantener el pacto de la no violencia. Es hora urgente de reunion de la OEA si quiere seguir viva como institución y aplicar la carta democrática", señaló Petro.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, se pronunció al respecto y condenó las invasiones, al sostener que se trata de actos de "naturaleza fascista".

"Condenamos el ataque a las instituciones en Brasilia, lo cual constituye una acción repudiable y un atentado directo a la democracia. Estas acciones son inexcusables y de naturaleza fascista", afirmó.

Por su parte, el presidente chileno, Gabriel Boric, también se pronunció sobre el caso, al expresar que el presidente brasileño, Luis Inácio Lula da Silva, cuenta con todo su apoyo.

"Impresentable ataque a los tres poderes del Estado Brasilero por parte de bolsonaristas. El gobierno de Brasil cuenta con todo nuestro respaldo frente a este cobarde y vil ataque a la democracia", escribió.

En tanto, la cancillería de Ecuador difundió también una condena por lo acontecido en Brasil, al reiterar su "apoyo irrestricto a la democracia y al gobierno legítimamente electo".

A su vez, el canciller de Argentina, Santiago Cafiero, escribió que "frente a las acciones golpistas de la derecha en Brasil, manifestamos nuestra solidaridad con @LulaOficial y alzamos la voz en defensa de la democracia brasileña".

Expresó también su parecer el canciller de México, Marcelo Ebrard, quien repudió los hechos y manifestó el pleno respaldo del gobierno mexicano.

"Frente a los acontecimientos en Brasil, manifestamos el pleno respaldo de México al Gobierno del Presidente Lula electo por voluntad popular. Rechazamos cualquier intento en contra de las instituciones democráticas que se ha dado ese pueblo hermano", señaló.

REPUDIO MUNDIAL

Líderes internacionales manifestaron hoy domingo su repudio a la invasión tumultuaria por parte de simpatizantes del ex presidente brasileño, Jair Bolsonaro (2019-2022), a las sedes del Ejecutivo, el Congreso y el Supremo Tribunal Federal, en la ciudad de Brasilia.

Luego de la invasión masiva que provocó daños a instalaciones de instituciones públicas, el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, quien se encontraba en el estado de Sao Paulo (sureste), decretó la intervención federal de la seguridad pública en el Distrito Federal de Brasilia.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, calificó la invasión a la sede de los tres Poderes como algo "inaceptable".

"Condenamos los ataques perpetrados hoy contra la Presidencia, el Congreso y el Tribunal Supremo de Brasil. Utilizar la violencia para atacar las instituciones democráticas es siempre inaceptable. Nos unimos a Lula en instar al cese inmediato de estas acciones", escribió el funcionario estadounidense en redes sociales.

A su vez, el alto representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, condenó también lo ocurrido en Brasil.

"La democracia brasileña prevalecerá sobre la violencia y el extremismo", señaló Borrell en un comunicado, al reiterar el "completo" apoyo de la UE al presidente Lula da Silva y al sistema democrático de Brasil.

Pidió a los políticos brasileños, en especial al ex presidente Bolsonaro, a que actúen de manera responsable e insten a sus seguidores "a irse a casa".

En tanto, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, se solidarizó con el gobierno brasileño y demandó respeto al resultado de las elecciones.

"¡La voluntad del pueblo brasileño y las instituciones democráticas deben ser respetadas! El Presidente @LulaOficial puede contar con el apoyo incondicional de Francia", afirmó.

En el mismo sentido se pronunció el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, al expresar todo su "apoyo" al presidente Lula da Silva, así como a las instituciones "democráticamente elegidas por el pueblo brasileño".

"Condenamos rotundamente el asalto al Congreso de Brasil y hacemos un llamamiento al inmediato retorno a la normalidad democrática", afirmó.

En tanto, el Gobierno de Italia se manifestó contra la violencia en Brasil a través de su canciller Antonio Tajani, en un mensaje en redes sociales reproducido por la primer ministra Giorgia Meloni.

"Sigo con preocupación lo que está ocurriendo en Brasil. Cualquier acto de violencia contra las instituciones democráticas debe ser condenado con gran firmeza. Los resultados electorales deben respetarse siempre y en todo caso", afirmó.

En similar sentido se pronunció el presidente de Argentina, Alberto Fernández, al manifestar su apoyo a Lula da Silva y comentar que alertó a los países miembros del Mercado Común del Sur (Mercosur), grupo integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, así como de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC).

"Quiero expresar mi repudio a lo que está sucediendo en Brasilia. Mi incondicional apoyo y el del pueblo argentino a @LulaOficial frente a este intento de golpe de Estado que está enfrentando", difundió.

"Como presidente de la #CELAC y del #MERCOSUR, pongo en alerta a los países miembros para que nos unamos en esta inaceptable reacción antidemocrática que intenta imponerse en Brasil", afirmó.

"Demostremos con firmeza y unidad nuestra total adhesión al Gobierno elegido democráticamente por los brasileños que encabeza el presidente" Lula da Silva, enfatizó.