Londres. El riesgo de que las finanzas de algunos gobiernos se deterioren aún más y lleven a sus economías a crisis de deuda de gran escala encabeza la lista de las amenazas que enfrenta el mundo en el 2010, según un informe del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés).

Las principales economías globales han respondido a la severa recesión generada por la crisis financiera con paquetes de estímulo y garantizando obligaciones de deuda privada, lo que ha provocado que los déficits se disparen.

Sin ello, la recesión podría haber sido peor, pero el alto endeudamiento se ha convertido en un dolor de cabeza cada vez mayor para los mercados financieros.

El centro de estudios del Foro Económico Mundial, en su informe anual de Riesgos Globales previo a su encuentro en Davos, Suiza, dijo que los insostenibles niveles de deuda se sitúan en el primer lugar de los tres grandes riesgos del año que comienza.

A esto se suma la poca inversión en infraestructura y las enfermedades crónicas, que elevan los costos de la salud y reducen el crecimiento económico.

Las frágiles economías, particularmente del mundo desarrollado, son un riesgo por "los insostenibles niveles de deuda sobre-extendida", lo que podría llevar a crisis generalizadas con sus inevitables consecuencias sociales y políticas y un mayor desempleo, dijo el reporte, publicado el pasado 14 de enero.

"Los gobiernos, al tratar de estimular a sus economías combatiendo la recesión, están (llegando a) niveles de deuda sin precedentes y por lo tanto hay un creciente riesgo de incumplimientos soberanos", dijo John Drzik, presidente ejecutivo de la consultoría empresarial Oliver Wyman, que fue uno de los contribuyentes al informe.

Drzik dijo que después podrían venir las alzas en los niveles de desempleo, con sus consecuentes riesgos políticos y sociales.

"Los niveles de endeudamiento han subido desde 78% (en el 2007, antes de la crisis) al 118% del PIB en el G-20 (Grupo de 20 países desarrollados y emergentes)", comentó.

"Esto es algo que realmente podría crear una crisis mucho peor que la del pasado, y ya estamos en una situación vulnerable", añadió.

Focos. Las preocupaciones sobre Dubai, Ucrania y Grecia han arreciado sobre los mercados globales en el último mes y es probable que los tres países sigan bajo presión, con la gran amenaza también de la "exuberancia irracional" de Estados Unidos y el Reino Unido.

El informe dijo que estas dos grandes economías enfrentarán "difíciles alternativas" en los próximos meses, dado que deben encontrar el momento adecuado para un "gradual y creíble retiro del estímulo fiscal, cuando la recuperación sea sostenida, pero no tan tarde como para que los déficits fiscales generen temor a un deterioro de la deuda soberana".

Entre otros grandes riesgos resaltados en el informe, se encuentra la falta de inversión en infraestructura, que podría afectar la seguridad alimentaria y energética. El Banco Mundial estima que las necesidades globales de inversión en infraestructura serán de 35 billones de dólares en los próximos 20 años.

Las enfermedades crónicas -desde los males al corazón hasta los derrames cerebrales- son otra amenaza latente, debido al aumento en el costo de los tratamientos, producto de los cambios demográficos y alimenticios.

El foro advirtió que este problema es tanto de los países industrializados como en desarrollo, particularmente porque los gobiernos buscan reducir los gastos en salud.