Caracas. Un poderoso sismo azotó la tarde de este martes la costa norte de Venezuela, sacudiendo edificios en la capital y empujando a miles de atemorizadas personas a las calles en distintas ciudades del país, sin que se reportaran daños ni víctimas preliminarmente.

El sismo de magnitud 7,3 se sintió hasta en la vecina Colombia y en islas caribeñas cercanas como Trinidad y Tobago y Santa Lucía. El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS por su sigla en inglés) dijo que el epicentro fue 21 kilómetros al nor-noroeste de la localidad Yaguaraparo y cerca de la ciudad de Carúpano, una zona de comunidades pesqueras pobres.

Las autoridades dijeron que no había reportes inmediatos de daños en la nación petrolera sudamericana, que atraviesa una severa crisis económica.

"Lo sentimos más de dos minutos, nos mareamos muchísimo, las lámparas se movieron, pero no hay daños en las zonas cercanas", dijo Rosymer Rodríguez, una periodista de la ciudad oriental de Cumaná, capital del estado Sucre. "Todavía hay gente en las calles, hay gente que está preparando bolsos por si acaso hay una réplica".

"Hemos activado todos los equipos del sistema de gestión de riesgos para la evaluación de daños y análisis de las necesidades. A esta hora no se reporta ninguna víctima", sostuvo el ministro del Interior, Néstor Reverol.

El terremoto podría causar pequeñas olas de tsunami a lo largo de la costa cerca del epicentro, de acuerdo con el Centro de Tsunami del Pacífico de Estados Unidos.

"Hemos activado todos los equipos del sistema de gestión de riesgos para la evaluación de daños y análisis de las necesidades. A esta hora no se reporta ninguna víctima", sostuvo el ministro del Interior, Néstor Reverol, poco después del sismo. "Pedimos la mayor tranquilidad y paciencia a la población".

Sólo pánico. En Caracas, el temblor provocó alarma en la población y la evacuación en edificios, pero ningún daño visible de acuerdo con testigos de Reuters.

Sin embargo, la geofísica del USGS Jessica Turner no descartó que haya afectaciones en las poblaciones más cercanas al epicentro porque allí hay muchas estructuras "vulnerables", a pesar de que la profundidad del sismo de 123 kilómetros ayudó a que la tierra absorbiera parte de la energía.

A poco más de un centenar de kilómetros del epicentro, en la localidad de Cariaco, también en el estado Sucre, tampoco se reportaban daños grandes.

 

"Hubo personas que se marearon. La gente está muy tensa y se encuentra a las afueras de sus casas, cerraron las bombonas de gas por prevención", dijo Estelin Kristen, que encabeza una ONG en Sucre.

El gobernador de ese estado, Edwin Rojas, dijo a la televisión estatal que la situación estaba en calma y que no hay afectaciones graves ni víctimas.

Pero el sismo generó miedo hasta en la capital colombiana, Bogotá, donde se evacuaron los edificios del norte y el centro de la ciudad.

"Fue un temblor muy fuerte y prologando. El edificio se remeció de lado a lado, y tuvimos que evacuar por las escaleras a la calle. Fue un momento de pánico, pensamos lo peor”, dijo Jimena Valencia, una administradora de 29 años.

Se sintió también Colombia. Este martes, hacia las 4:30 de la tarde, un sismo de 7.0, con epicentro en Yaguarapano, Venezuela, sacudió varias partes del territorio colombiano. El sismo, según el Servicio Geológico Colombiano, tuvo una profundidad de 87 kilómetros. 

Usuarios en redes sociales reportaron que el sismo se sintió en las principales ciudades del país, pirncipalmente, en Cali, Cúcuta, Bucaramanga y Bogotá.

 

Según información preliminar, aún no se reportan daños estructurales, ni heridos en los lugares en los que se sintió el temblor de tierra. 

En varios edificios del norte de Bogotá, se ordenaron evacuaciones inmediatas.  El Cuerpo de Bomberos de Bogotá, por medio de su cuenta en Twitter, reportó que, de momento, hay total normalidad.

De acuerdo con la Fundación Venezolana de Investigaciones Sismológicas (Funvisis), el temblor fue de 6,3. El ente, adscrito al Ministerio de Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, situó el epicentro del sismo ocho kilómetros al oeste de la localidad de Cariaco, en Sucre, con una profundidad de 5,0 kilómetros.

Funvisis registró el 9 de mayo de 2015, en el estado de Zulia (oeste, fronterizo con Colombia), el mayor sismo de los últimos años, que alcanzó una magnitud de 5,6 en la escala de Richter.

En esa ocasión tampoco hubo daños registrados.  En Venezuela hasta el momento no se reportan pérdidas humanas o daños materiales. 

* Con información de Reuters y El Espectador.