La Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) de México informó que en los primeros ocho meses de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto suman casi 5.000 las detenciones de personas sospechosas de naroctráfico.

Cifras al 28 de julio último, revelan el arresto de un total de 4.873 personas vinculadas al narcotráfico desde que Peña Nieto asumió la presidencia del país el uno de diciembre de 2012.

La captura de estos presuntos responsables de los delitos contra la salud y delincuencia organizada promedia la aprehensión de 20 personas al día.

La página web de la SEDENA indica que más de 7.000 armas, 2.356 de ellas cortas y 4.689 largas del tipo AR15 y AK47, se decomisaron al crimen organizado en el periodo de referencia.

Además, la SEDENA dijo que han incautado 18 aeronaves y 19 embarcaciones, además de destruir 79 narcolaboratorios y detectar 129 pistas de aterrrizaje clandestinas.

En cuanto a los recursos confiscados, la SEDENA informa que ascienden a US$2,6 millones y a 14,6 millones de pesos ( equivalente a US$1.144. 230).

Así mismo, en coordinación con elementos de la Marina Armada y Policía Federal han asegurado más de 478 toneladas de marihuana, 1.832 kilos de cocaína y 129 de heroína entre otros productos tóxicos.

Los resultados consignados están en proceso de validación con el Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (CENAPI).