El Ministerio de Salud cuenta con 36.000 funcionarios de blanco, entre médicos y enfermeros, que brindan atención en todo el sistema. Esta cantidad es insuficiente para brindar una buena atención médica, indicó el ministro Antonio Arbo.

La autoridad señaló que, del total de trabajadores, el 14% tiene más de un contrato. Comentó como ejemplo que los terapistas tienen tres contratos, puesto que sus conocimientos son altamente calificados y, por ende, tienen alta demanda.

“Si tenemos en cuenta que se habilitaron 400 camas, 100 camas de terapia, se incorporaron funcionarios por la epidemia de dengue, tengan la certeza de que Salud Pública sigue necesitando recursos humanos para abastecer. El Instituto Nacional de Cardiología implicó casi 500”, señaló, según un comunicado.

La autoridad refirió que se necesita alrededor de 4.000 funcionarios para que la asistencia sea plena.

Aseguró que se deben instalar unas 500 Unidades de Salud de la Familia (USF) más, lo que implica que se contrate de 1.800 a 2.000 funcionarios más, todos de blanco.

Un paciente necesita una o dos enfermeras, mientras que un médico puede atender a seis pacientes.

“Eso hace que los recursos humanos en salud sean de alta demanda. No hay un médico con especialidad de terapia que no esté asimilado por Salud. Necesitamos que se formen más”, sostuvo.