Santiago, Xinhua. La visita del presidente chino, Xi Jinping, a América Latina y el Caribe, abre la oportunidad para examinar la amplia agenda de la región con China, aseguró este jueves Fernando Reyes Matta, ex embajador de Chile en el país asiático.

Xi realizará visitas de Estado a Trinidad y Tobago, Costa Rica y México del 31 de mayo al 6 de junio.

"Esta visita tiene otra dimensión a las anteriores del líder chino por América Latina. Ahora el presidente Xi Jinping viene con la más alta representación de su país y eso abre la oportunidad para examinar la amplia agenda de la región con China", precisó a Xinhua el también director del Centro de Estudios Latinoamericanos sobre China.

Recordó que el ahora mandatario chino realizó en 2011 visitas a Cuba, Uruguay y Chile y dictó una conferencia en la sede de la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe), en Santiago, donde afirmó que "al entrar en la segunda década del siglo XXI, asistimos a renovadas oportunidades de desarrollo de las relaciones entre China y América Latina y el Caribe".

El dirigente chino también dijo que "seguiremos trabajando con países de la región para aferrarnos a la temática principal del desarrollo común, perseverar en el principio básico de igualdad y beneficio mutuo, ser emprendedor e innovador y llevar a cabo una amplia cooperación integral para que desde el nuevo punto de partida, las relaciones asciendan a un nivel más elevado".

En representación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), los cancilleres de Chile, Alfredo Moreno; de Cuba, Bruno Rodríguez; y de Venezuela, Nicolás Maduro (ahora presidente), viajaron a Beijing en julio del 2012 para realizar el primer contacto político entre la región y el gobierno chino.

Igualmente, definió las tareas a impulsar para ser "buenos socios", indicando que "China y América Latina deben respetarse mutuamente y confiar seriamente entre sí en el aspecto político, para lo cual los contactos estrechos entre sus líderes y la coordinación creciente en asuntos ligados a los intereses prioritarios serán fundamentales".

El Consejo de Estado chino divulgó en 2008 el Libro Blanco para las Relaciones de China con América Latina y el Caribe, en el que se expone la estrategia para impulsar las relaciones chino-latinoamericanas.

En representación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), los cancilleres de Chile, Alfredo Moreno; de Cuba, Bruno Rodríguez; y de Venezuela, Nicolás Maduro (ahora presidente), viajaron a Beijing en julio del 2012 para realizar el primer contacto político entre la región y el gobierno chino.

"Ahora esta visita reactiva la necesidad de trabajar en esas definiciones de qué es lo que quiere América Latina con China, especialmente cuando el escenario internacional va tomando nuevas dinámicas, como lo expresa el próximo encuentro de Xi Jinping con el presidente de Estados Unidos, Barack Obama", puntualizó el diplomático.

Agregó que "esta región ha ganado en madurez política para tener un diálogo independiente, tanto con Washington como con Beijing, y eso deberá mantenerse como meta esencial para el futuro de los latinoamericanos".

La cumbre entre el presidente chino y su homólogo estadounidense está prevista para el 7 y 8 de junio en Rancho Mirage, California.

En opinión de Reyes Matta, "China y Estados Unidos están obligados a construir un diálogo positivo sobre el reordenamiento mundial y en esa tarea hay un papel que dar a América Latina".