Caracas.- La devaluación venezolana tendrá impacto en los costos de producción de los productos lácteos y del aceite, por ello, los agroindustriales de ese país solicitaron al gobierno evaluar los costos de producción y el efecto de la devaluación, la inflación interna y el alza de los precios de las materias primas importadas.

 Roger Figueroa, presidente de la Cámara Venezolana de la Industria Láctea, indicó este jueves que las empresas tienen más de dos meses con rezago en los precios, debido a que están pagando entre US$3.800 y US$4.000 la tonelada de leche en polvo importada.

En consecuencia, los costos de producción se han disparado, así como los precios al consumidor vigente, según informó El Nacional.

Un aumento en los precios para el consumidor generaría ganancias que podrían, de alguna manera, sopesar el impacto que ha tenido la devaluación en los costos de producción.

Nelson Quijada, presidente del Consorcio Oleaginoso Portuguesa, S.A (Coposa), declaró que un aumento en el mercado internacional del aceite crudo, la soya y otras oleaginosas, presionaría los costos de procesamiento y venta del producto en el país, por lo que también solicitan un alza de precios al consumidor.

El litro de aceite de maíz al consumidor cuesta $5,74 bolívares, el de mezcla o vegetal $4,73, y el de girasol $5,34.