Teherán. El presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, rechazó el sábado un nuevo llamado de Estados Unidos para comprometerse a nivel diplomático y superar el estancamiento en torno a su programa nuclear, y dijo que no veía cambios en la política hostil de Washington.

En comentarios durante la inauguración de una fábrica, Ahmadinejad dijo que un mensaje el mes pasado del presidente estadounidense, Barack Obama, para conmemorar el Año Nuevo Persa contenía "tres o cuatro palabras bonitas", pero nada de sustancia.

"Ellos dicen 'hemos extendido nuestras manos al pueblo de Irán, pero el Gobierno de Irán y el pueblo de Irán las rechazaron'. ¿Qué mano nos han extendido?", dijo el mandatario iraní durante un discurso televisado.

"¿Qué ha cambiado? ¿Sus sanciones fueron levantadas? ¿Se detuvo la propaganda adversa? ¿La presión se alivió? ¿Cambiaron su actitud respecto a Irak, Afganistán y Palestina?", cuestionó Ahmadinejad.

Después de asumir el poder el año pasado, Obama dijo que mejoraría las relaciones con Irán si la república islámica "desdobla primero su puño".

No obstante, tras acusar a Teherán de rechazar los esfuerzos diplomáticos sobre su programa nuclear, que según Washington apunta al desarrollo de armas atómicas, el presidente estadounidense ahora busca nuevas sanciones de Naciones Unidas.

Irán se las arreglaría fácilmente con nuevas sanciones sobre sus importaciones de petróleo, dijo Ahmadinejad, agregando que tales medidas sólo servirían para fortalecer la determinación de su pueblo.

"Ustedes deberían saber que mientras más hostiles son, nuestro pueblo tendrá incentivos más fuertes, se duplicarán", manifestó.

"Ellos dijeron 'queremos sanciones al petróleo'. ¿Por qué no lo hacen?, mientras más pronto mejor", aseveró.

Ahmadinejad también envió un mensaje a Israel, que pide duras acciones internacionales para detener el programa nuclear de Irán y no ha descartado una ofensiva militar contra la república islámica si la considera una amenaza a su existencia.

En referencia al asalto aéreo de Israel el viernes sobre la Franja de Gaza, controlada por Hamas, un grupo apoyado por Irán, Ahmadinejad declaró: "Una vez más advierto a los líderes de potencias arrogantes y partidarios del régimen sionista que no cometan el mismo error en Oriente Medio: atacar Gaza les costará caro".