Lima. El presidente de Perú, Alan García, dijo el domingo que no esta obsesionado con buscar un tercer mandato en 2016, aunque aseguró que enfrentará a todo candidato presidencial de las elecciones de 2011 que busque desarmar la actual política económica.

García, que fue elegido a mediados de 2006 para un período de cinco años, no puede postularse para una reelección inmediata pero ha anunciado que su partido, el APRA, presentará su propio candidato con miras a gobernar entre 2011 y 2016.

El presidente, con una aprobación a su gestión que apenas llega a 29% según una encuesta de diciembre, dijo hace más de un año que le gustaría volver al poder y postularse en los comicios de 2016.

Analistas afirman que García quiere pasar a la historia peruana con un tercer mandato, celebrando al final del periodo los 200 años de la Independencia del país, en 2021.

Con ello, buscaría borrar el pésimo recuerdo de su primer gobierno (1985-1990), cuando el país se sumió en una de sus peores crisis económicas.

"Mi obsesión es el año 2010. Ni el 2011, ni el 2016. Yo lo que quiero es que este año se hagan todas las megaobras importantes", dijo García en una entrevista a un programa político de la estación Panamericana Televisión.

Crisis electoral. García vaticinó la semana pasada que el país vivirá este año una "crisis electoral" por los apetitos políticos de sus adversarios, la cual superará con "éxito" al igual que las turbulencias económicas globales.

La economía de la nación sudamericana -que a fines del año pasado recibió el grado de inversión por parte de la calificadora Moody's- se expandiría este año 5%, tras haberse desacelerado fuertemente en 2009 y crecer un 1 por ciento según proyecciones oficiales, producto de la crisis financiera mundial.

"Si yo viera que todo esto se va a poner en peligro obviamente yo tendría, no hacer cosas materiales, ni matar a nadie, ni detener a nadie, eso lo hacen las dictaduras. Simplemente vendría donde usted (la prensa) y daría mi opinión, y el que me escucha me escucha, el que no, no", dijo García.

El alcalde de Lima, Luis Castañeda, lidera actualmente las preferencias electorales para la presidencia de Perú, con 23% de la intención de voto, seguido por la hija del ex presidente Alberto Fujimori, la legisladora Keiko Fujimori, con un apoyo de 20%, según la firma Ipsos Apoyo.

En tercer lugar se ubica la cara más visible de la oposición, el nacionalista Ollanta Humala, con 11%.