La Asociación Latinoamericana para los Derechos Humanos (ALDHU) reclamó este viernes al presidente venezolano, Hugo Chávez que componga medidas para conformar un escenario de paz tras los disturbios originados por protestas, que han dejado dos muertos y una treintena de heridos.

"La Comunidad Internacional debe exigir a las autoridades públicas venezolanas y en particular a su presidente Hugo Chávez, la instalación de un escenario de paz que garantice efectivamente los derechos de todos los venezolanos y detenga la ola de violencia desatada en Mérida, impidiendo que esta se propague al resto del país", indicó un comunicado de ALDHU.

El comunicado repudia los hechos de violencia en Mérida donde se produjeron las dos muertes, en manifestaciones pro y anti-Chávez, quien sigue tomando medidas contra emisoras de televisión.

A su vez, exige que el gobierno venezolano tome medidas concretas y busque soluciones a la brevedad para mediar el conflicto y las controversias generadas a raíz del cierre de canales y que hoy enfrenta a distintos sectores de la sociedad.

"El derecho democrático a la protesta y la conservación del orden público, son prerrogativas del pueblo y del gobierno respectivamente, pero en ejercicio de dichas atribuciones ni uno ni otro tienen la potestad de ejercitar la violencia poniendo en riesgo la vida y la seguridad de las personas", sostuvo un vocero del organismo.

Al mismo tiempo, indica que es responsabilidad de las autoridades venezolanas realizar una exhaustiva investigación de los hechos, que "culmine con la individualización de los responsables de los crímenes, para que caiga sobre ellos todo el peso de la ley", según declaraciones reproducidas por El Nacional.