Una nueva encuesta difundida hoy en Alemania volvió a mostrar un empate técnico entre el bloque de centroderecha de la canciller Angela Merkel y la oposición de centroizquierda de cara a las elecciones del domingo próximo.

El sondeo del instituto Forsa reveló que la gobernante Unión Cristianodemócrata (CDU), de Merkel, obtendría el 40% de los votos, un punto más de lo que se estimaba la semana pasada, aunque insuficiente para formar gobierno.

El Partido Democrático Liberal (PDL), actual socio minoritario del CDU, obtendría un 5% de los votos, el mínimo requerido para acceder al Bundestag (cámara baja).

En tanto, el Partido Socialdemócrata (SPD) alcanzaría un 26% de los votos, frente al 10% de Los Verdes y el 9% de la Izquierda, revela el sondeo, citado por la agencia de noticias EFE.

Por otro lado, el partido euroescéptico Alternativa para Alemania (AFD), así como Los Piratas, no accederán al Bundestag debido a que obtendrían un 4% y un 2% cada uno, no alcanzando el mínimo legal del 5%.

Los datos están en la misma línea que los publicados por otros encuestadores en los últimos días.

Más resultados. El Politbarometer de la cadena de televisión pública ZDF planteó ayer resultados muy parecidos, otorgándole al CDU un 40% de los votos y al PDL un 5,5%.

El PSD alcanzaría el 27%, frente al 9% de Los Verdes y el 8,5% de La Izquierda, prevé la encuesta.

Lo que falta saber es cómo se resolverán las coaliciones tras las elecciones del domingo 22 de septiembre en las que unos 62 millones de alemanes concurrirán a las urnas.

El partido de Merkel expresó su intención de repetir su alianza con el PDL, aunque la misma dependerá de que estos últimos alcancen el 5% reglamentario para acceder al Parlamento, en caso contrario, el CDU deberá buscar una coalición con otros partidos menos afines a sus intereses.

Por su parte, el SPD, que se ubica segundo, anticipó que sólo pactará con Los Verdes, sin embargo ningún sondeo otorga a esta alianza la mayoría.

Ante la incertidumbre sobre las coaliciones, en los últimos días surgieron versiones acerca de una posible alianza entre el CDU y SPD, es decir el primero y el segundo.

Si bien es una opción que ambos rechazan, no sería la primera vez que dichos partidos forman una coalición.

En el primer gobierno de Merkel (2005-2009), el actual candidato socialdemócrata a la Cancillería, Peer Steinbrück, ejerció de ministro de Finanzas y la alianza fue estable.