Buenos Aires, EFE. Argentina celebrará este domingo 11 de agosto, por segunda vez en su historia, unas primarias abiertas, obligatorias y simultáneas para todas las fuerzas políticas en las que quedarán definidos los candidatos que competirán en las elecciones legislativas de octubre.

Los votantes podrán elegir entre una o más listas presentadas por cada partido o alianza electoral con sus precandidatos para diversos cargos legislativos.

A nivel nacional, los ciudadanos votarán listas de precandidatos para renovar 24 bancas en el Senado y 127 en la cámara de Diputados.

Una agrupación política podrá presentarse en las elecciones nacionales del 27 de octubre siempre que en las primarias, entre todas sus listas de precandidatos, obtenga al menos el 1,5% de los votos válidos en el distrito y para la categoría de cargo en la que pretenda competir en los comicios legislativos.

Las primarias son de carácter obligatorio para todas aquellas personas que tengan más de 18 años y hasta 70 en el momento de la celebración de los comicios de octubre.

El sistema de elecciones primarias fue implementado por primera vez para definir los candidatos para los comicios generales de 2011 a partir de una reforma política aprobada por el Parlamento argentino a finales de 2009.

Como novedad, en esta elección 592.344 argentinos de 16 y 17 años están habilitados para ejercer por primera vez el voto en forma optativa gracias a una nueva ley, aprobada en octubre de 2012, que creó el "voto joven" voluntario.

Otras novedades de esta elección serán el estreno de padrones con fotografía de los votantes y la eliminación del sello en el documento de identidad como constancia de emisión del voto ya que, en su reemplazo, se entregará a cada elector un troquel personalizado que vendrá adherido al padrón.

Las primarias son obligatorias para todos los partidos o alianzas electorales que pretendan competir en las elecciones de octubre, aún cuando presenten una única lista de precandidatos, que de hecho es la opción que prima en la mayoría de los frentes electorales.

Además, estas primarias tienen carácter de abiertas ya que los ciudadanos votarán independientemente de si son o no afiliados a un partido.

Las primarias son además simultáneas ya que se celebran en un mismo día, en todo el país, y será el voto de toda la ciudadanía el que determinará todas las candidaturas a nivel nacional.

Dado que es posible cortar las papeletas, los votantes pueden elegir a una agrupación política diferente por cada categoría.

Un total de 30.530.323 personas están llamadas a votar el próximo domingo, en 90.690 mesas, distribuidas en 13.202 centros de votación en todo el país.

El sistema de elecciones primarias fue implementado por primera vez para definir los candidatos para los comicios generales de 2011 a partir de una reforma política aprobada por el Parlamento argentino a finales de 2009.

En forma simultánea a esas elecciones nacionales también se celebrarán primarias en algunos distritos (provincias de Buenos Aires, Chaco y San Luis) para cargos legislativos provinciales.