Buenos Aires. El gobierno de Argentina dijo este viernes que continuará reclamando al Reino Unido por los presuntos planes de exploración petrolera de una empresa británica en las Islas Malvinas, cuya soberanía reclama el país sudamericano.

En los últimos días aumentó la tensión entre las dos naciones, luego de que reportes de prensa indicaron que la empresa británica Desire Petroleum comenzaría a realizar exploraciones de crudo en las islas este mes.

"Mientras Gran Bretaña no se siente a la mesa de negociación, Argentina persistirá en su reclamo pacífico y en la defensa de sus derechos y de sus intereses", señaló el viernes a periodistas el canciller argentino, Jorge Taiana.

"La explotación petrolera en aguas argentinas afecta nuestros intereses y nosotros vamos a defender por todos los medios legales y diplomáticos nuestros derechos", agregó.

Expertos estiman que el área que rodea al archipiélago, que desde 1833 está bajo control británico, podría tener abundantes reservas de hidrocarburos, pero hasta el momento los dos países no lograron un acuerdo para la exploración conjunta.

Argentina y Gran Bretaña mantienen una prolongada disputa diplomática por las islas. Una invasión argentina en 1982 provocó una guerra que dejó casi 1.000 muertos. Las tropas argentinas se rindieron tras pocas semanas de combate.

"Está claro que ellos quieren ocultar la naturaleza del problema y la naturaleza del problema es que acá hay una discusión de soberanía y que el Reino Unido se niega a participar de la mesa de negociación", dijo Taiana.