Buenos Aires. Una jueza federal argentina suspendió un polémico decreto de la presidenta Cristina Fernández que dispuso el uso de reservas del Banco Central para pagar deuda con tenedores de títulos soberanos, dijeron el jueves fuentes judiciales.

El decreto de necesidad y urgencia (DNU) dictado por Fernández fue objetado por la jueza federal Claudia Rodríguez Vidal ante un planteo de legisladores opositores.

La mandataria había ordenado el lunes al Banco Central enviar al Tesoro US$4.382 millones. El fallo será divulgado este jueves y se espera que el gobierno lo apele inmediatamente.

"La resolución está firmada pero aún no tiene estado público porque no están notificadas las partes", dijo a Reuters una fuente judicial cercana al caso.

Según la decisión judicial, el gobierno sólo podrá usar las reservas para el pago de deudas si el DNU fuera ratificado por el Congreso, algo que parece muy poco probable debido a que la decisión de Fernández enardeció a la oposición, que controla el Legislativo y que había bloqueado un decreto anterior similar dictado en diciembre.

El decreto de diciembre, sin embargo, fue sorpresivamente derogado el lunes por la mandataria y reemplazado por otros de contenido similar.

Inmediatamente, el Banco Central transfirió los fondos al Tesoro, lo que llevó a opositores a arremeter contra la jefa de la autoridad monetaria, Mercedes Marcó del Pont, y a buscar su salida de la entidad, agudizando una crisis política que se disparó en diciembre y que ocasionó la renuncia del anterior jefe del banco, Martín Redrado.

La medida de la jueza no alcanza a un segundo decreto que dispuso pagos con reservas a organismos de crédito internacional.

Argentina ya comenzó a pagar deuda con dinero de las reservas y ratificó que espera lanzar este mes un canje de deuda impaga, mientras la oposición buscaba sacar del cargo a la presidenta del Banco Central, a la que culpa por la transferencia de los recursos.

La oposición, que había logrado mantener bloqueado hasta el lunes el uso de las reservas internacionales, obtuvo el miércoles mayoría en todas las comisiones del Senado, y adelantó que dedicaría todas sus fuerzas a impugnar el nombramiento de Marcó del Pont al frente de la autoridad monetaria.

La funcionaria no acudió al llamado del Congreso, se excusó por falta de tiempo y pidió una nueva cita.

El uso de reservas "es absolutamente legal, (y) el directorio (de la entidad) hizo lo único que tenía que hacer, acatar un DNU (decreto de necesidad y urgencia", dijo el miércoles a la noche Marcó del Pont en declaraciones televisivas.

Ante los nuevos decretos para el uso de las reservas, los bonos argentinos afirmaron sus precios desde el lunes, pero el revés político del oficialismo en el Senado le puso freno y se dispararon órdenes vendedoras.

Lea también:

Bonos argentinos mantienen pérdidas pese a compromiso de pago de deuda

Presidenta Fernández ratifica uso de reservas y agudiza crisis

Argentina concreta el uso de reservas, pese a arremetida opositora

Oposición argentina prepara recursos para frenar nuevo fondo del gobierno

Fernández anuncia derogación por decreto del Fondo del Bicentenario