Playa del Carmen, México. Argentina obtuvo el apoyo de líderes de Latinoamérica y el Caribe a sus reclamos contra la exploración petrolera del Reino Unido en las Islas Malvinas, en un espaldarazo recibido este lunes durante una cumbre del Grupo de Río.

En la bautizada Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe, en el balneario mexicano de Playa del Carmen, la presidenta Cristina Fernández logró el respaldo de las naciones de la región a su país, que mantiene una histórica disputa con Gran Bretaña por la soberanía del archipiélago.

El gobierno argentino reaccionó en las últimas semanas tras conocer las intenciones de la empresa Desire Petroleum de comenzar a realizar exploraciones de petróleo en las islas.

"Lo importante es haber logrado un apoyo muy, muy fuerte a la legitimidad de nuestros reclamos y fundamentalmente también a lo que es la nueva actividad petrolera, a partir de la nueva plataforma que se ha instalado", señaló Fernández.

Fuentes diplomáticas argentinas aseguraron que el presidente mexicano, Felipe Calderón, dijo en la reunión a puerta cerrada que los países habían aprobado un documento apoyando a Argentina en la disputa territorial.

Otros líderes también hicieron público su apoyo al país.

"Es una de las más groseras demostraciones del viejo coloniaje unido con el nuevo, el neocolonialismo", afirmó el presidente venezolano, Hugo Chávez, en referencia a la exploración de la petrolera británica que, pese a los reclamos, comenzó el lunes trabajos de exploración en las Malvinas.

A pesar de todo, Fernández sostuvo que Argentina no estaba considerando medidas más serias que no estuvieran contempladas en el derecho internacional.

Durante la cumbre -en la que periodistas tenían prohibido acercarse al hotel donde se reunían los mandatarios por estrictas medidas de seguridad- las naciones latinoamericanas y caribeñas buscan además crear un nuevo organismo diplomático regional que no incluya a Estados Unidos.