Buenos Aires. El ex presidente Néstor Kirchner, uno de los políticos más influyentes de Argentina, retomó la presidencia del partido peronista, a la que había renunciado tras una dura derrota electoral en 2009.

Kirchner, marido de la actual presidenta Cristina Fernández, reasumió luego de que el peronismo rechazara su renuncia y desde su cargo intentará impulsar a un candidato oficialista para los comicios presidenciales de 2011.

"Estamos decididos a gobernar la patria hasta 2011 y de 2011 a 2015 y de 2015 a 2020, tenemos toda la fuerza", dijo durante un acto realizado en la provincia norteña de Chaco.

Pero el ex mandatario, que actualmente tiene -al igual que su esposa- una muy baja popularidad, destacó que el candidato no necesariamente tiene que surgir de la pareja presidencial.

"Esto es un proyecto que no está basado en individualidades. Ya decidiremos entre todos quién será el compañero o compañera que nos represente, no es momento de hablar de candidaturas", aseguró Kirchner, quien en febrero fue operado de urgencia por una afección arterial.