Las autoridades militares a cargo de la seguridad en Santiago decretaron el sábado toque de queda en toda la capital y dos provincias aledañas, lo que suspende la libertad de movimiento y reunión, tras una ola de protestas por el alza en los precios del transporte.

El general Javier Iturriaga del Campo, designado por el presidente Sebastián Piñera para custodiar la capital en estado de emergencia, dijo que el toque de queda se extenderá desde las 22.00 hora local (24:00 GMT) del sábado hasta las 7.00 hora local (10:00 GMT) del domingo.

“Habiendo analizado la situación y los desmanes que han ocurrido durante el día de hoy, y teniendo muy en cuenta la obligación le gal que tenemos de proteger a las personas y sus bienes he tomado la decisión de decretar la suspensión de libertades personales de movimiento a través de un toque de queda total”, sostuvo el militar.

Dijo que “esperamos que la ciudadanía pueda realmente volver a desarrollar sus actividades con normalidad, invitamos a toda la ciudadanía a que retorne a sus hogares y que pueda evaluar las medidas dispuestas por el Gobierno y que cooperen también a resguardar a sus propias familias y su propia integridad”.

Dijo que “esperamos que la ciudadanía pueda realmente volver a desarrollar sus actividades con normalidad, invitamos a toda la ciudadanía a que retorne a sus hogares y que pueda evaluar las medidas dispuestas por el Gobierno y que cooperen también a resguardar a sus propias familias y su propia integridad”.

Agregó que, por ley, la restricción de libertades las personas deben quedarse en sus hogares pero que, de necesitar desplazarse por motivos de salud u otras emergencias deben solicitar un salvoconducto en su comisaría más cercana.

Este documento los faculta para desplazarse, el que será pedido por las Fuerzas Armadas o las policías, si fueran controlados.

“Los invitamos a que por favor vayan y disfruten este sábado en la noche (…) y que mañana podamos tener un mejor día”, acotó.

La medida se suma a la aplicación de la Ley de Seguridad del Estado invocada por el ministro del Interior, Andrés Chadwick, más temprano en la jornada del viernes, y al Estado de Emergencia decretado más tarde por el Gobierno.

Pocos minutos antes del anuncio del general Iturriaga, Piñera anunció también la suspensión del alza en la tarifa del metro, lo que requerirá la rápida tramitación de una ley, además de una reunión con los demás jefes de poderes del Estado y una mesa de diálogo para la próxima semana.

Esta es la primera vez que se dicta un toque de queda en Santiago desde 1987, siendo por lo tanto la primera vez desde el regreso de la democracia.

* Con información de Reuters y Biobio.cl