Washington. Los esfuerzos para reforzar la regulación financiera estadounidense avanzaron este jueves, con una nueva iniciativa bipartidista prevista para la próxima semana elaborada por dos senadores claves que trabajaron en ella al viajar hacia Panamá.

El presidente demócrata de la comisión bancaria del Senado, Christopher Dodd, y el senador republicano Bob Corker, que ocupa un lugar en esa comisión, dijeron a los periodistas que estuvieron discutiendo la legislación mientras viajaban por varios países de América Central.

Ambos también son miembros de la comisión de Asuntos Exteriores y el viaje no estaba relacionado con la reforma financiera, pero ellos dijeron que usaron el tiempo para seguir discutiendo el tema, una de las mayores prioridades del gobierno del presidente Barack Obama.

"Ambos somos optimistas sobre poder trabajar en algo que será una importante reforma para nuestro sector de servicios financieros", dijo Dodd en una rueda de prensa en la embajada de su país en Panamá. "Aún no lo hemos concretado, pero estamos trabajando en ello", agregó.

Las charlas entre Dodd y Corker están dando un nuevo impulso a una iniciativa que se debilitó el mes pasado, cuando las negociaciones se estancaron tras meses de frustración por la falta de avances entre Dodd y el senador Richard Shelby, el republicano de mayor rango de la comisión.

Corker desafió la tradición de jerarquía del Senado la semana pasada al cubrir la brecha dejada por el desacuerdo con Shelby. Desde entonces, Dodd y Corker han estado haciendo avances hacia un acuerdo bipartidista, dijo la portavoz de Dodd, Kirstin Brost.

"Estamos trabajando con Corker y esperamos tener un proyecto revisado para presentar la próxima semana", declaró Brost, agregando que la comisión bancaria buscaba una sesión para discutir la iniciativa, que podría conducir a una votación, para la primera semana de marzo.

Corker dijo en Panamá que las negociaciones con Dodd están avanzando. "No hemos tenido tanto tiempo para hablar sobre eso como podrían pensar", declaró. "Pero sé que nuestros equipos están hablando (...) Vamos a llegar adonde necesitamos estar", agregó.

Los republicanos mantienen una firme oposición a una propuesta demócrata para crear una agencia independiente de protección del consumidor financiero. Las propuestas y contrapropuestas sobre la materia llevaron a un estancamiento.

Entre los tópicos en disputa se incluye cuánto poder se daría a un nuevo regulador de riesgo sistémico, y si se debe brindar a los accionistas mayor poder de decisión sobre las remuneraciones a los ejecutivos y en la elección de directores corporativos.