Santiago. “Se tomaron las medidas adecuadas" con la información entonces disponible, afirmó la presidenta chilena, Michelle Bachelet, respecto al terremoto y posterior tsunami registrados este sábado en la zona centro sur del país.

En una entrevista a Radio Cooperativa, la mandataria fue consultada acerca de la polémica suscitada por la falta de una alerta oficial de maremoto tras el intenso sismo de 8,8 de magnitud Richter.

"Aquí no hubo tardanza en la decisión. Se tomaron las medidas adecuadas. Hubo falta de información y las decisiones que se tomaron fueron en base a la información que se tenía a esa hora", dijo.

La mandataria destacó la actitud del comandante en jefe de la Armada, Edmundo González, quien admitió responsabilidad de esa institución por falta de claridad a la hora de informar del riesgo de tsunami en las costas chilenas, indicó Cooperativa.

"Es de mucha hombría de su parte hacer ese reconocimiento, de que habían sido poco claros y poco precisos, puesto que yo llamé infinitas veces preguntando si existía riesgo de tsunami, que pasaba si había alerta de tsunami, si se mantenía alerta de tsunami, o sea cuál era la situación", dijo.

Explicó que “la gente de la Onemi se comunicaba permanentemente con el operador del SHOA (Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada), yo hablé con el operador del SHOA, yo hablé con el almirante González más tarde y la verdad es que había un problema de comunicaciones, que hizo que mucha gente no se enteró siquiera de que había un tsunami".

Sobre las críticas a la reacción del gobierno en las primeras horas de la emergencia, indicó que "somos todos generales después de la guerra" y que "mucho análisis se hace sin información suficiente".

La mandataria manifestó su inquietud de que pueda aumentar el número de víctima, pues "todavía hay zonas muy importantes donde las comunicaciones son escasísimas".

Reconoció que "creo que el número de muertos va a aumentar, porque además creo que en el caso del tsunami el mar está devolviendo los cadáveres y en algunos casos probablemente no los va a devolver nunca".

 Bachelet pidió a la gente comprensión a la espera de normalizar los servicios básicos y señaló que hay que tener confianza en que "se está trabajando con toda fuerza, con todo compromiso, para llegar a los lugares más remotos y apartados", por tierra, mar y aire.

"Tengan confianza en Chile. Chile se va a poner de pie", afirmó.