Santiago. La saliente presidenta chilena, Michelle Bachelet,  aseguró que no esperaba ser recordada por haber sido la primera mujer en ocupar el cargo, sino más bien por los avances registrados en el ámbito de la protección social.

Entrevistada por el popular animador chileno Mario Kreutzberger, conocido como Don Francisco, la mandataria socialista resaltó la creación de un programa que atiende a los niños desde su primera infancia y la mayor reforma al sistema de pensiones desde su creación, hace 30 años.

En ese sentido, destacó que el reciente terremoto que afectó al país sudamericano, que ha dejado un saldo preliminar de 492 víctimas identificadas y cuantiosos daños materiales, no habría sido posible de enfrentar si no existiera una “red de protección social”.

“Un terremoto o un maremoto -como el vivido- en un país donde no existiera la red de protección que hemos logrado construir sería una catástrofe aún mayor, porque tendrían un impacto social mil veces peor”, afirmó en la entrevista transmitida por Canal 13.

En ese sentido, enfatizó que "no me gustaría ser recordada como la primera presidenta mujer de Chile", sino más buen como una gobernante que "apostó fuertemente a un país más justo, más solidario, más humano, para mí el tema de lo humano es fundamental".

Bachelet, la primera mujer en gobernar el país, traspasará el poder este jueves el poder al empresario Sebastián Piñera, el primer mandatario de derecha en más de 50 años, sin considerar la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

Además, pondrá término a 20 años de gobierno de la Concertación, la coalición de centroizquierda que derrotó en 1989 al régimen de de Pinochet.

Futuro. Sobre el terremoto, el episodio más duro que debió enfrentar durante los cuatro años que duró su mandato, enfatizó que estar con personas que lo han perdido todo "me deja muy consternada y muy dolida”, pero también con el compromiso de seguir apoyándolos.

Aseguró que volverá a la zona de la catástrofe una vez que deje el poder. "Yo siempre estaré pendiente de nuestra gente, porque a mí lo que me importa es el país, y el país para mí somos nosotros, la gente", recordó.

Sobre sus próximos pasos, indicó que si bien ha habido "algunos planteamientos e invitaciones (…) el terremoto de alguna manera me ha hecho replantearme las opciones”.

La mandataria fue invitada a asumir la vocería de las mujeres y niños víctimas del terremoto en Haití y la vicepresidencia de la Internacional Socialista.