Santiago. La presidenta chilena, Michelle Bachelet, estimó este jueves que la reconstrucción del país demorará al menos de 3 a 4 años tras el poderoso terremoto y una serie de tsunamis que sacudieron al país este sábado, dejando hasta ahora más de 800 muertos y millonarios daños.

El potente sismo de una magnitud de 8,8, uno de los más poderosos en la historia, que fue seguido por varios tsunamis, arrasó con ciudades y pueblos casi por completo entre la zona central y sur de Chile.

Bachelet, quien termina su mandato la próxima semana, dijo que debido a esto, la mayor parte de las labores de reconstrucción corresponderán básicamente al próximo gobierno del presidente electo, Sebastián Piñera.

"Yo creo que (la reconstrucción del país) por lo menos (demorará) prácticamente todo el gobierno próximo o por lo menos 3 años (...) Este es un terremoto devastador, 8,8, afectó a seis zonas del país con distintos grados", dijo Bachelet a la radio local ADN.

Bachelet dijo que esperaba reunirse en las próximas horas con el presidente electo y los ministros de las áreas más afectadas para "hacer una evaluación, un diagnóstico y una transmisión de lo que creemos hay que hacer. A él (Piñera) le va a tocar parte de la emergencia y la reconstrucción".

Especialistas han estimado en US$30.000 millones los costos de la catástrofe, equivalente a cerca de 15% del Producto Interno Bruto (PIB).

El terremoto sorprendió a Chile justo cuando el país estaba dejando atrás su primera recesión en una década debido a la crisis global.

Bachelet ha dicho que un cálculo oficial sobre los daños dejados por el terremoto y los tsunamis se cuantificaran una vez que cuenten con información más completa de las zonas devastadas.

Sin embargo, la mandataria adelantó que para financiar la reconstrucción probablemente será necesario recurrir a créditos extranjeros o a la ayuda de organismos financieros internacionales.

"Vamos a tener que pedir y esperamos que a través del Banco Mundial u otras iniciativas contar con el (dinero) suficiente. Hay una destrucción de infraestructura, de carreteras, tenemos en las zonas afectadas 29 hospitales muy muy afectados", dijo Bachelet."Vamos a necesitar concurrir, sin duda, a organismos internacionales", agregó.