Río de Janeiro. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, instó este jueves a Irán a discutir con el Consejo de Seguridad su programa nuclear y afirmó que el enriquecimiento de uranio de la república islámica está generando desconfianza.

Ban además reiteró durante un evento en Río de Janeiro que un acuerdo de canje de combustible mediado por Brasil y Turquía podría ser un paso positivo para mitigar las tensiones sobre el programa nuclear iraní, que algunas potencias occidentales temen que pueda dar a Teherán la capacidad de construir una bomba atómica.

El jefe de la ONU dijo también que Irán debe hacer más para asegurar al mundo que está enriqueciendo uranio sólo para fines pacíficos, como insiste Teherán.

"En el corazón de esta crisis parece haber una seria falta de confianza en Irán", afirmó Ban en una rueda de prensa en Río de Janeiro, donde estaba participando en el Tercer Foro de la Alianza de Civilizaciones de la ONU.

"Irán ha declarado al mismo tiempo que continuará con el proceso de enriquecimiento (...) Eso ha causado algunas preocupaciones serias en la comunidad internacional", añadió.

Previamente este mes, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, y el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ayudaron a negociar un acuerdo en virtud del cual Irán aceptó enviar al extranjero uranio levemente enriquecido.

De ese modo, reactivaron un plan de canje de combustible elaborado por la ONU con el objetivo de mantener controlada la actividad nuclear de Teherán.

Estados Unidos, sin embargo, ve al acuerdo como una táctica dilatoria de Irán y los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU concordaron en un borrador de resolución para imponer nuevas sanciones contra Teherán.

Ban repitió sus elogios al acuerdo, al que calificó como un paso en la dirección correcta.

"Este (acuerdo) facilitado por el presidente Lula y el primer ministro Erdogan, seguido por el compromiso de la IAEA o la comunidad internacional, puede ser un paso positivo hacia una resolución negociada", sostuvo, en referencia a la Agencia Internacional de Energía Atómica.

Disputa diplomática. Lula y Erdogan, que viajaron a Teherán para mediar en el acuerdo de canje de combustible, se reunirían más tarde este jueves en Brasilia.

El apoyo de Rusia al borrador de sanciones provocó la peor disputa diplomática entre Moscú y Teherán desde la Guerra Fría.

El presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, acusó este miércoles al Kremlin de ceder a la presión estadounidense, a lo que Rusia respondió criticando al líder iraní por involucrarse en "demagogia política".