Washington. El Banco Mundial debe prestar más atención a los problemas más acuciantes relativos al agua en los países en desarrollo, donde los efectos del cambio climático son una creciente amenaza, dijo un organismo del banco en el Día Mundial del Agua.

Un reporte del Grupo de Evaluación Independiente (EIG, por su sigla en inglés), dijo que si bien los proyectos de agua financiados por el Banco Mundial tienen una buena tasa de éxito cuando se miden según sus objetivos, la tendencia de la institución ha sido concentrarse en problemas que son más fáciles de corregir.

"El banco y los países aún o han abordado suficientes temas difíciles y vitales, entre ellos la sanidad, la lucha contra la contaminación, la restauración de ambientes acuáticos degradados, revisión y recolección de datos, y costos de recuperación", sostiene el reporte del IEG.

El grupo sostuvo que cerca de un tercio de todos los proyectos del Banco Mundial aprobados desde 1997 han estado relacionados al agua, la mayoría con el desarrollo de infraestructura para irrigación, presas y energía hidroeléctrica.

Gobiernos y grupos de desarrollo advirtieron que el agua potable está amenazada por el cambio climático y que la demanda por agua para beber podría provocar conflictos.

Las regiones que podrían volverse más secas debido al cambio climático incluyen a Asia Central y el Norte de Africa. Cerca de 250 millones de personas en Africa podrían experimentar falta de agua extrema para el 2020, según Naciones Unidas.

Préstamos y necesidad. El reporte del IEG dice que la escasez de agua se ha convertido en una amenaza en regiones áridas, y que cerca de 700 millones de personas de 43 países enfrentan limitaciones en sus suministros de agua.

Sin embargo, dice el reporte, no hay "una aparente correlación entre la falta de agua de un país y los préstamos del banco relacionados al agua en ese país".

El reporte recomienda que le Banco Mundial encuentre maneras de apoyar a los países que enfrentan los mayores problemas y que halle una forma de atraer a otros donantes para garantizar que los temas relativos al agua sean adecuadamente abordados.

"El Banco debería buscar puntos de ingreso para ayudar a los países a hacer un uso del agua más sostenible, aún si el Banco no pueda financiar necesariamente todas las obras requeridas para resolver los temas más acuciantes", dice el reporte.

Aunque 40% de los acuerdos del portafolio de agua del Banco Mundial se tratan sobre calidad, el IEG dijo que sólo unos pocos miden en realidad la calidad del agua, y que los datos sobre su calidad provistos por los proyectos financiados por la institución son pocos.

Sugirió que el Banco Mundial use datos sobre el agua para promover una mejor compresión sobre la relación entre el agua y el desarrollo económico.

En respuesta al reporte, el Banco Mundial dijo que ha respondido a las prioridades de los gobiernos en los países con mayores problemas de agua y los que enfrentarán dificultades en el futuro. Sostuvo que los países con los problemas más apremiantes de agua han recibido más financiamiento que otros.

El Banco dijo que está buscando formas de cerrar la brecha sobre recursos de agua entre los países.