Tegucigalpa. El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) decidió reanudar la ayuda monetaria para Honduras, y anunció la liberación de un total de US$540 millones que se mantenían retenidos tras el golpe de Estado del 28 de junio  de 2009.

El anuncio fue realizado por el ministro hondureño Marlon Tábora, quien destacó que “la cartera del BID es una de las más grandes, superior a los US$500 millones, y ésta es una excelente noticia porque permitirá que muchas instituciones puedan acceder a los créditos”.

El próximo viernes un representante del gobierno hondureño se reunirá con representantes del BID, con el objetivo de definir los detalles y los plazos para retomar los desembolsos, según consigna La Prensa de Honduras.

El BID era el único organismo que restaba para restablecer las relaciones con el país centroamericano, que vio como la ayuda internacional se cortaba tras el derrocamiento del presidente Manuel Zelaya y la asunción como gobernante de facto de Roberto Micheletti.

Tras la llegada al poder de Porfirio Lobo, quien asumió el poder en enero pasado tras ganar las elecciones, el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) habían reanudado la ayuda al país.

El país también fue suspendido de la Organización de Estados Americanos (OEA), aunque varios gobiernos han propuesto su reincorporación.