Principales autoridades del Ejecutivo, Legislativo y dirigentes de organizaciones sociales bolivianas condenaron, por separado, la decisión de Francia y Portugal de impedir el sobrevuelo por esos territorios del avión presidencial de Evo Morales y calificaron esa actitud como un "complot y atentado" contra Bolivia.

Indignación, discriminación, atentado, complot y violación del tratado al derecho aeronáutico fueron las conclusiones de las autoridades, asambleístas y dirigentes que manifestaron por el accionar de los gobiernos de esos dos países contra el vuelo presidencial, que retornaba de Rusia, donde se reunió con Vladimir Putin y participó de la segunda cumbre del Foro de Países Exportadores de Gas.

Portugal y Francia cancelaron la autorización de sobrevuelo y aterrizaje del avión presidencial, que transportaba a Morales y su comitiva por sospecha de que uno de los pasajeros fuera el ex agente de la Central de Inteligencia Americana (CIA), Edward Snowden, informó el Canciller David Choquehuanca.

La nave de Morales, con tres horas y media de vuelo, debió aterrizar de emergencia en Viena para evitar algún accidente aeronáutico.

Sobre este accionar, la presidenta de la Cámara de Senadores, Gabriela Montaño, acusó a los gobiernos de Portugal y Francia de "discriminar" a Bolivia y su presidente, al impedir que el avión de Morales utilice su espacio aéreo en su viaje de regreso desde Moscú a La Paz.

Además consideró que esa acción de un "complot" intenta intimidar la soberanía del Estado boliviano, por las recientes declaraciones de Morales sobre la posibilidad de asilo del ex agente de seguridad estadounidense, Edward Snowden, reclamado por Washington.

"No es aceptable como comportamiento que se haya actuado de esta manera con el presidente Evo Morales, de manera discriminatoria, intentando amedrentar, intentando hacer sentir poner encima de los Estados, de la soberanía de los pueblos, de la seguridad de las personas y la vida de las personas y mucho más si se trata de un primer mandatario", afirmó.

La presidenta de la Cámara de Senadores pidió a la Cancillería que convoque con tenor de urgencia a los representantes diplomáticos de Francia y Portugal en Bolivia, "para que den una explicación sobre esa acción que puso en riesgo la vida del Presidente Morales".

A su vez el ministro de Defensa, Rubén Saavedra, condenó desde Viena, en contacto con los medios de prensa por vía telefónica, el amedrentamiento y la intimidación que ejerció Estados Unidos, por vía de gobiernos de Europa. Además calificó este hecho de un "complot".

"Queremos denunciar una acción abusiva, una acción que ha atentado contra la vida del presidente Morales, mediante un acto de amedrentamiento e intimidación propiciada por el Departamento de Estado de Estados Unidos para lo cual ha utilizado a algunos gobiernos de Europa", denunció.

Saavedra, quien acompaña la delegación presidencial que participó en el Foro de Países Exportadores de Gas realizado en Moscú, aseguró que el gobierno de Bolivia realizó todos los trámites legales de sobrevuelo y para el aterrizaje del avión presidencial.

Relató que una hora antes de llegar a cielos francés, la tripulación de la aeronave presidencial recibió una notificación de las autoridades de ese país que negaban el tránsito por el espacio aéreo de Francia, por supuestos problemas técnicos.

El ministro de Defensa de Bolivia rechazó "categóricamente" cualquier insinuación sobre el supuesto traslado de Snowden en el avión presidencial de Bolivia.

La ministra de Comunicación, Amanda Dávila, informó que el presidente Morales se encuentra "apenado e indignado" por la vulneración de convenios internacionales por parte de Francia y Portugal.

Dávila coincidió con el canciller Choquehuanca y con el ministro Saavedra, que negar el tránsito aéreo, por supuestos problemas técnicos, puso en "riesgo la vida del Presidente" y que esa decisión es un atentado a los acuerdos internacionales.

"Es un avión que tiene todas las prerrogativas para poder aterrizar donde quiera que sea ante una emergencia, por eso es que el Canciller denunció un atentado contra la vida del residente y la cancelación del vuelo como una acción inaceptable por parte del gobierno boliviano", manifestó.

Aseveró que la indignación del gobierno boliviano es compartida por varios países de la región, entre ellos, Venezuela y Ecuador.

El jefe de bancada del MAS del Senado, Eugenio Rojas, anunció que en las próximas horas los asambleístas se pronunciarán por el rechazo y exigirán los organismos internacionales a pronunciarse sobre el "complot" armado por Estados Unidos.

Efraín Chambi, de las juntas vecinales de Bolivia, denunció "injerencia, amedrentamiento, intimidación y presión" del Departamento de Estado de Estados Unidos y declaró a su institución en estado de emergencia.

Por su parte la organización de mujeres campesinas de Bartolina Sisa condenó el "atentado" de EEUU, a través de Francia y Portugal, contra la vida del mandatario Morales.

La Cámara de Diputados aprobó el martes una Resolución Camaral rechazando la actitud de Francia y Portugal, porque pone en riesgo la vida del presidente Morales.

"El pleno de la Cámara de Diputados en aplicación a los establecido en su reglamento, declara su rechazo enérgico al accionar de los países de Francia y Portugal que pusieron en peligro la vida de nuestro mandatario, presidente Constitucional Evo Morales Ayma", explicó en conferencia de prensa la titular de la Cámara Baja, Betty Tejada.