El portavoz de la presidencia de Bolivia, Iván Canelas, aclaró este martes que el presidente Evo Morales no habló en un discurso pronunciado el lunes, de una “ley mordaza” para controlar el trabajo de los periodistas, y sí de recomendaciones éticas "para que no se mienta al pueblo".

Asimismo, lamentó las especulaciones que surgieron a raíz de este tema, y en tanto, explicó que Morales sólo hizo referencia al “círculo ético” en el que se debe desarrollar ese servicio al pueblo.

Morales "no ha hablado de que tenemos una ley y que la vamos a presentar (al Órgano Legislativo). Nosotros, como ustedes, estamos decididos a luchar contra la mentira y la manipulación informativa en los medios de comunicación, porque, está claro, que esto no sólo le hace daño al periodismo, sino que le hace daño a la sociedad en su conjunto", manifestó.

Además, Canelas sostuvo que "los periodistas tienen la función de servir a la sociedad y la sociedad espera, de los periodistas, que no mientan, que no engañen".

"El periodismo es un apostolado de servicio a la sociedad y si yo creo en ustedes, como sociedad, lo mínimo que yo espero de ustedes es que no me mientan, que no me engañe ni me manipulen", recalcó, en base a las consideraciones del célebre escritor y periodista polaco Ryszard Kapuscinski.

Estas declaraciones surgen a partir de las que sostuvo el mandatario boliviano, en el marco de una conferencia de prensa dictada en la Paz, sobre la postura contraria que tiene respecto a que los medios de comunicación difundan información y versiones falaces, tendenciosas y descontextualizadas de ciertos hechos.

En tanto, estas afirmaciones desataron controversia y una lluvia de críticas por parte del mundo periodístico, que cuestionó a su vez al gobierno por tratarlos de mentirosos, sin hacer ningún tipo de diferenciación, según declaraciones reproducidas por Hoy Bolivia.