Río de Janeiro. El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, criticó el jueves lo que consideró una falta de involucramiento de la ONU en las negociaciones por un acuerdo de paz en Medio Oriente y reiteró la voluntad de su país de colaborar en los intentos por solucionar el conflicto.

Antes de volver a Brasil y tras reunirse con líderes políticos en Israel y Cisjordania, en los territorios palestinos, Lula dijo que Brasil, por su "índole pacífica", cuenta con la aprobación de ambos lados en el conflicto para involucrarse más en el proceso.

"Brasil necesita participar, colocar su experiencia, y ver si conseguimos resolver un problema que está irresoluto desde hace muchas décadas", declaró el primer mandatario a la prensa en Ammán, capital de Jordania, según un comunicado divulgado por la Cancillería de Brasil.

Lula dijo que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) debería tener un papel más activo en las conversaciones entre israelíes y palestinos y volvió a reclamar por la falta de representatividad de la entidad internacional.

El líder brasileño afirmó que la ONU debería estar comprometida con la paz en Oriente Medio de la misma forma en que participó en la creación del Estado de Israel.

"La ONU, en su importancia como gobernante global, si tuviera la representatividad que debería tener, podría estar negociando el proceso de paz. En la medida en que la ONU no cumple ese papel, queda a cargo de las acciones bilaterales de los países que tienen relaciones con los israelíes y con el mundo árabe", declaró.

"Brasil quiere llamar la atención de que la ONU puede hacer más", añadió Lula, que comenzó su viaje por Israel el domingo y luego visitó los territorios palestinos y Jordania.

El mandatario dijo que un papel importante que podría realizar Brasil sería oír a las nuevas partes involucradas en la cuestión.

Este miércoles, el presidente dijo que está abierto a conversar con Hamas, la facción palestina opositora al presidente palestino, Mahmoud Abbas, que controla la Franja de Gaza de forma independiente.

"Si la mesa de negociación vuelve a ser lo mismo que siempre fue, el resultado va a ser el mismo. La mesa de negociación tiene que involucrar a todos los actores, del más radical al menos radical", afirmó.

Las declaraciones de Lula fueron formuladas un día antes de una reunión en Moscú del llamado cuarteto de negociadores de Oriente Medio, formado por Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea y la ONU.