Río de Janeiro, EFE. El derecho a manifestarse de los brasileños estará garantizado durante los días que se celebren partidos de la Copa Confederaciones, dijeron este viernes responsables militares y de seguridad de Brasil tras las protestas realizadas los últimos días en varias ciudades del país.

"Nuestra Constitución lo permite", afirmó José Monteiro, director de Operaciones de la secretaría especial para grandes eventos del ministerio de Justicia, durante una rueda de prensa en Río de Janeiro en la que se presentó el Plan de Seguridad para la Copa Confederaciones.

Unas 300 personas incendiaron este viernes neumáticos frente al estadio Nacional de Brasilia para protestar contra el torneo, el elevado gasto público en obras para el evento y las expropiaciones en varias de las seis ciudades sedes.

Este jueves, miles de personas salieron a las calles de Sao Paulo y Río de Janeiro para manifestarse contra el aumento de los precios del transporte público, y fueron detenidas 271 personas, aunque la gran mayoría ha sido ya puesta en libertad.

"Las manifestaciones no van a cohibirse, y (las fuerzas del orden) solo actuarán en caso de irregularidades que afecten a la colectividad", indicó el teniente coronel Marcelo Rocha, jefe de Operaciones de la Policía Militar de Río de Janeiro.

Rocha indicó que si su cuerpo "tuviera que actuar" para contener a los manifestantes, "lo haría siempre de forma legítima".

La Copa Confederaciones tendrá lugar desde este sábado hasta el 30 de junio en seis ciudades de Brasil: Río de Janeiro, Brasilia, Belo Horizonte, Recife, Fortaleza y Salvador.