El nuevo gobierno brasileño procura reindustrializar el país teniendo en cuenta la sostenibilidad ambiental, según afirmó el ministro de Hacienda, Fernando Haddad.

Desde Davos, donde llegó el lunes para participar en el Foro Económico Mundial que se celebra en esta ciudad suiza, Haddad dijo que "el modelo económico que defendemos" incluye la responsabilidad fiscal y social, que son inseparables".

En el caso de la agenda ambiental, Haddad destacó haber viajado junto a Marina Silva, ministra del Medio Ambiente, y que el objetivo es ir más allá de la reanudación del compromiso con la reducción de la deforestación y la inversión en energías renovables.

"También en la agenda de desarrollo, podemos pensar en la reindustrialización de Brasil con base en la sustentabilidad ambiental", explicó.

El ministro de Hacienda brasileño también comentó los hechos de vandalismo ocurridos el día 8 de enero en Brasilia, cuando fueron invadidas y destruidas las sedes de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Para Haddad, la rapidez en responder a los hechos le dio credibilidad al país.

"Mi impresión es que las instituciones brasileñas dieron una respuesta muy inmediata, el hecho de que al día siguiente ya hubo una intervención en la seguridad del Distrito Federal, con la destitución del gobernador, la visita posterior de los 27 gobernadores a Brasilia", evaluó el ministro, "una respuesta muy rápida, en 24 horas todo estaba bajo control".

Agregó que la reacción de las instituciones fue "una clara demostración de que Brasil está comprometido con el resultado electoral, con las reglas democráticas, con las libertades individuales, respetando las garantías constitucionales".