Porto Alegre. El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, defendió este martes en la noche la actuación de Brasil en Haití, y dijo que los intereses de los países pobres deben ser respetados en las negociaciones climáticas.

"Queremos igualdad de condiciones y respeto a la soberanía y a los intereses de cada país", afirmó Lula en su participación en el Foro Social Mundial.

Según Lula, Brasil estaría "listo para el debate" sobre el clima y debe reafirmar las metas de reducción de emisiones de gases y de deforestación en una segunda ronda de negociaciones que tendrá lugar este año en México.

Para Lula, todos los países necesitan asumir responsabilidades, pero los más desarrollados deben cargar con un peso mayor.

"Cada uno que trate de limpiar su propia suciedad", remarcó.

El desempeño de Brasil en Haití también fue destacado durante el discurso de Lula.

El primer mandatario anunció que viajará al país caribeño en febrero y que la ayuda brasileña debe incluir la construcción de unidades de salud.

"Estamos enseñando al mundo cómo una fuerza de paz puede actuar sin provocar interferencia en el país o practicar la violencia", comentó el presidente.

Es la quinta vez que Lula participa en el Foro Social Mundial en Porto Alegre.

Para evitar una posible lectura electoral, toda la comitiva ministerial brasileña fue excluida del palco. Pero aún así, Lula no perdió la oportunidad de recordar a su candidata a la sucesión, su jefa de gabinete, Dilma Rousseff.

"¿Cuánto (será la inversión para cumplir con las metas ambientales), Dilminha?", preguntó, dirigiéndose a Rousseff, que estaba sentada en la primera fila del público.

El evento reunió a cerca de 7.000 personas, según estimaciones de los organizadores.