Brasilia. La Unión Europea y el bloque comercial sudamericano Mercosur podrían llegar a un principio de acuerdo de libre comercio este año, dijeron los cancilleres de Brasil y Alemania.

"No es imposible que tengamos más que la base para un acuerdo UE-Mercosur a fin de año", dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Brasil, Celso Amorim, en una rueda de prensa tras reunirse con su contraparte de Alemania, Guido Westerwelle, en Brasilia.

El interés en las detenidas negociaciones entre ambos grupos se reanudó debido a la crisis financiera mundial del año pasado.

La esperanza entre diplomáticos de ambas partes también fue alimentada cuando España tomó el mando de la presidencia rotativa de la Unión Europea en enero.

El país ibérico tiene estrechos vínculos comerciales con varios países sudamericanos.

"No existen garantías, pero hay buena voluntad", dijo Westerwelle en la conferencia de prensa cuando se refirió a las negociaciones.

Westerwelle, quien realiza una visita de tres días a Brasil, dijo que un acuerdo comercial sería bueno para la creación de empleos en Europa.

"Estas son buenas noticias", afirmó Westerwelle, quien agregó que en los últimos meses se verificó una reanudación de los vínculos comerciales entre Brasil y Alemania.

El Mercosur está compuesto por cuatro miembros fundadores, Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay. Los demás países sudamericanos son miembros asociados, excepto Surinam y Guyana.

El comercio sólo entre Brasil y la UE fue de US$63.000 millones en el 2009.

Las negociaciones entre la UE y el Mercosur fueron lanzadas hace cerca de una década y casi llegaron a acuerdo antes de quedar en espera en 2005, ante la expectativa de avances en la ronda de la Organización Mundial del Comercio en las negociaciones comerciales de Doha.

La UE ya tiene un acuerdo de libre comercio con Chile y se encuentra en etapas avanzadas de negociaciones comerciales con Perú y Colombia.