Brasilia, EFE. La canciller peruana, Eda Rivas, se reunió este miércoles con su homólogo brasileño, Antonio Patriota, con quien analizó el estado de las relaciones bilaterales y coincidió en la necesidad de avanzar en la integración física a través de las fronteras amazónicas.

"Debemos profundizar la alianza estratégica firmada por ambos países hace diez años", apuntar a una mayor desarrollo conjunto "con inclusión social" y apostar en proyectos de infraestructura física que ayuden a potenciar el comercio, declaró Rivas en una rueda de prensa junto a Patriota.

Entre algunos ejemplos de proyectos volcados al desarrollo del comercio, la ministra citó la Carretera Interoceánica, que parte del puerto brasileño de Santos en el Atlántico, atraviesa Bolivia y llega a terminales portuarios de Chile y Perú en el Pacífico.

Esa carretera iba a ser inaugurada en abril pasado por los jefes de Estado de Bolivia, Evo Morales, Brasil, Dilma Rousseff, y Perú, Ollanta Humala, pero ese encuentro fue postergado y aún no se ha fijado una nueva fecha, explicó Rivas.

La ministra aseguró, sin embargo, que "si bien la carretera no ha sido inaugurada oficialmente, ya está lista y ya está ayudando al comercio" de los países.

Patriota destacó que en los últimos meses se ha incrementado el intercambio en la frontera entre Perú y Brasil, lo cual atribuyó precisamente a esa mayor integración física bilateral.

También subrayó que para este año se espera un incremento de los flujos comerciales entre Perú y Brasil, que en 2012 alcanzaron la cifra histórica de 3.700 millones de dólares.

Asimismo, Rivas y Patriota destacaron la cooperación bilateral en materia de seguridad fronteriza y combate al narcotráfico, dos áreas en las que se comprometieron a continuar afinando los mecanismos de vigilancia conjuntos.

Los ministros explicaron que durante la reunión que mantuvieron hoy en Brasilia, la primera desde que Rivas asumió el cargo, en mayo pasado, también hicieron un análisis de la situación regional.

En ese marco, Patriota explicó que la discusión se puso énfasis en la creciente importancia de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), cuya presidencia rotativa está en manos de Perú y pasará a ser ejercida por Surinam a partir de agosto próximo.