Georgetown.- El Parlamento de Guyana votó la madrugada de este sábado a favor de una moción de censura presentada contra el Gobierno del presidente David Granger, lo que significa que, por ley, el mandatario y su Ejecutivo deben abandonar el poder una vez que se haya decidido su reemplazo, para lo cual hay un plazo de 90 días a partir del mismo sábado.

La acción fue encabezada por el líder del opositor Partido Progresista del Pueblo (PPP) y expresidente Bharrat Jagdeo (1999-2011), que obtuvo un resultado de 33 votos a favor y 32 en contra gracias a que un diputado de la gubernamental Coalición para la Unidad Nacional (APNU, en inglés), Charrandass Persaud, a última hora se cambió de bando y apoyó la medida opositora.

Ese cambio inesperado rompió la mayoría mínima de la que gozaba Granger, que se encuentra abocado a desarrollar el sector petrolero del país, y lo forzó a convocar a elecciones en marzo, acortando su mandato, que originalmente debía finalizar el año 2020. Es la primera vez que el Parlamento de Guyana llama a un voto de censura contra el jefe de Gobierno. La razón esgrimida por la oposición fue que se estaban desperdiciando los recursos petroleros de la nación.

"No es el fin”. A través de un comunicado, Granger dijo que se están haciendo los arreglos necesarios para reunirse con Jagdeo. "Jagdeo se ha puesto en contacto con el ministro de Estado", agregó el presidente, quien aseguró que hará todo lo posible para que el período hasta las elecciones sea "suave" y el gobierno funcione con normalidad. "No hay razones ni para alarmarse y ni para el desorden, seguiremos trabajando y, más estrechamente, con la oposición", afirmó.

 "No es el fin. Solo es un desafío que debemos enfrentar”, dijo, por su parte, el primer ministro del país, Moses Nagamootoo. En tanto, en declaraciones a los medios tras la votación, Persaud reveló que su voto obedecía al deterioro que, en su opinión, ha sufrido el actual Ejecutivo, y agregó que hay momentos "en que hay que votar de acuerdo a tu conciencia y no por razones políticas".

La caída del Gobierno se produce después de que el pasado 12 de diciembre Granger regresara de Cuba tras someterse a una ronda de tratamientos médicos para luchar contra un linfoma no Hodgkin, un tipo de cáncer en la sangre, que padece.