México DF. El gobierno mexicano se comprometió a esclarecer las muertes de las tres personas relacionadas con el consulado de Estados Unidos en Ciudad de Juárez, así como de varias decenas de víctimas del crimen organizado registradas en uno de los fines más violentos del último tiempo.

“El gobierno federal a mi cargo se ha mantenido firme y se seguirá manteniendo firme en la lucha frontal por la seguridad y en contra del crimen organizado en el país”, declaró este lunes el presidente mexicano, Felipe Calderón.

“Sé lo que ustedes sufren. Sé lo que ustedes padecen, la amenaza, la extorsión, el cobro de derechos de piso, incluso, en algunos lugares del país, el secuestro. Por eso, la razón de nuestra lucha es esa, precisamente: la seguridad de los ciudadanos”, enfatizó.

Calderón anunció que se reforzarán las acciones de seguridad, porque “aquí, en México, no hay más ley que la emanada del Congreso de la Unión, y no hay más autoridad, que el gobierno electo por el voto de los ciudadanos. Éste es el gobierno y ésta es la ley que habremos de imponer”.

Este fin de semana, más de 70 mexicanos perdieron la vida en ejecuciones, atentados y enfrentamientos en diversos puntos del país.  Sólo en la famosa playa de Acapulco se registraron 30 muertes, mientras que en Guerrero hubo 40.

Entre las víctimas, también se encuentran tres personas vinculadas con un consulado de Estados Unidos, quienes fueron asesinadas en la violenta Ciudad Juárez, lo que llevó al mandatario estadounidense, Barack Obama, a declararse "triste e indignado".

El consulado de Estados Unidos en la fronteriza Ciudad Juárez anunció el cierre por un día, en recuerdo de las tres personas asesinadas, según consigna Milenio.

Cerrado este lunes por ser feriado en México, el vocero del consulado, Silvio González, dijo que la suspensión de actividades continuará este martes.

Calderón -que encabeza una cruzada en contra de la violencia que ha dejado unos 19.000 muertos desde que asumió el gobierno en 2006- tiene programada una gira de trabajo este martes a Ciudad Juárez.

El objetivo es monitorear la estrategia para enfrentar la creciente violencia en la localidad, lanzada en enero pasado, luego de que pistoleros asesinaron a 15 personas, en su mayoría adolescentes.