Puebla. El presidente mexicano Felipe Calderón aseguró este martes que quienes se oponen a la reforma política “privilegian las maquinarias partidistas por encima de los ciudadanos”, y advirtió que la sociedad seguirá sufriendo un permanente “fraude” mientras los temas más críticos del país queden detenidos en los archivos del Congreso.

Por esta razón, persuadió a los diputados del PAN a convencer a la sociedad de que la reforma política está a favor de la ciudadanía mexicana y busca dejar atrás el inmovilismo y la falta de responsabilidad de los actores políticos.

“Mientras los temas más críticos del país se guarden y se archiven por meses y años, el ciudadano seguirá sufriendo una permanente estafa en la falta de decisiones de quien lo representa”, sostuvo.

Agregó estar consciente de que “se opondrán a ella (la reforma política) por muchas razones y mucha gente. Pero seguramente quienes privilegian las maquinarias partidistas por encima de los ciudadanos seguirán optando por un sistema político cerrado y bajo su control”.

Durante la reunión del grupo parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados, el mandatario mexicano alertó que esos cambios no pueden recaer sólo en los políticos y que “nadie puede, desde los partidos políticos, pretender que sus razones están por encima del urgente reclamo” de los ciudadanos.

“No podemos ignorar la voluntad de los ciudadanos ni hacer oídos sordos a sus justos reclamos y señalamientos al régimen de partidos que tenemos”, sostuvo el Presidente para luego pronunciarse por terminar con la congeladora legislativa, que es una expresión de irresponsabilidad con los ciudadanos y a que en política haya consecuencias de los actos, “porque si algo daña a los ciudadanos es la falta de decisión de su representación política”, añadió, según declaraciones reproducidas por Milenio.

El 15 de diciembre, Calderón envió al Congreso un paquete de reformas al régimen político, destacan propuestas como la reelección de legisladores y alcaldes, la segunda vuelta en comicios presidenciales y las candidaturas independientes. También planteó facultar al Ejecutivo para hacer observaciones parciales o totales a los proyectos de ley aprobados en el Congreso, incluido el Presupuesto de Egresos.