Los campesinos de la región del Catatumbo (noreste), en el departamento de Norte de Santander, suspendieron este sábado los bloqueos sobre una importante carretera luego de que llegaran a un acuerdo con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos, quien se comprometió a dialogar con los labriegos.

Todd Howland, representante en Colombia del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (ONU), afirmó que los campesinos habilitaron la carretera entre la ciudad de Cúcuta, capital departamental de Norte de Santander, y la localidad de Tibú, donde hubo un desabastecimiento en los 53 días que duró paro.

En la víspera, una comisión integrada por el vicepresidente Angelino Garzón, el ex presidente Ernesto Samper (1994-1998) se entrevistaron con los líderes campesinos en Tibú y acordaron que la próxima semana se iniciarán las conversaciones en torno a las exigencias realizadas por los labriegos.

"No hemos encontrado bloqueos y no hay retenes por parte de los campesinos (...) Hemos constatado que está despejado entre Tibú y Cúcuta. Al igual, que a otros municipios del Catatumbo", afirmó Howland a periodistas.

El presidente Santos reiteró este viernes que no aceptaba ningún tipo de condicionamiento para el reinicio de los diálogos con los campesinos de la región del Catatumbo.

Los labriegos están realizando varias exigencias al gobierno, entre ellas que se declare zona de reserva campesina esa área de Norte de Santander, donde hay una alta presencia de la guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y de cultivos de hoja de coca, cultivadas por humildes campesinos de esa región.

La zona de reserva campesina son terrenos baldíos que entrega el gobierno a campesinos sin tierras, pero la propiedad es comunitaria y los labriegos no la pueden vender solamente cultivarla. Actualmente, hay seis áreas campesinas ubicadas en regiones de alta presencia de grupos alzados en armas. La iniciativa es rechazada por el gobierno del presidente Santos.

El mandatario exigió a los campesinos del Catatumbo desbloquear una carretera para iniciar negociaciones, pero los labriegos habían rechazado esa propuesta.

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, dijo al Congreso esta semana que el gobierno no permitirá una zona de reserva campesina en una área de donde hay cultivos ilegales y hay alta presencia de los grupos ilegales.