El partido Paraguay Pyahurã, brazo político de la FNC, movilizó este viernes a sus adherentes en las calles de Asunción y reclamó al gobierno de Horacio Cartes una reforma agraria para 100.000 labriegos y la oxigenación de las arcas estatales con impuestos. Anuncian además cortes de ruta en todo el país.

Los delegados de la agrupación, provenientes de diversos departamentos del país, llegaron a la capital el jueves último para luego acampar en las plazas frente al Cabildo. Este viernes se movilizaron en las calles del microcentro desde la Plaza Italia con paradas de repudio en las sedes de las fiscalía y el Ministerio del Interior.

Mientras unos 1.000 manifestantes realizaban el acto central frente al Congreso, Eladio Flecha, secretario general partidario, llevó hasta el Palacio de López la propuesta de los campesinos al Gobierno.

En ella reclaman una reforma agraria y reparto de tierras para 100.000 campesinos, programas de salud y seguridad social. También piden el aumento de la presión tributaria de 13% al 20%, entre otros.

Flecha apuntó que mientras no se realice la reforma agraria y se creen industrias que absorban el desempleo, no se combatirá efectivamente a la pobreza, tal como pregona el Gobierno.

Agregó que en cuanto a la política de austeridad “ese agujero en las arcas del Estado no lo van a pagar los pobres, que lo paguen los sojeros, los latifundistas y los ganaderos que son los eternos beneficiados del Gobierno”.

Dijo que de no tomarse en cuenta sus reclamos prepararán cortes de rutas, en forma intermitente, en todas las regiones del país.

Finalmente, Flecha apuntó que la agrupación, que nuclea a miembros de la Federación Nacional Campesina (FNC), a los docentes de la OTEP y a los obreros de la Corriente Sindical Clasista (CSC), darán un mes de tiempo a Cartes para que brinde una solución.

Inicialmente, apoyado por agrupaciones políticas de izquierda, Paraguay Pyahurã opera independientemente a las concertaciones socialistas dentro del Congreso.