Brasilia, Xinhua. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, canceló una misión oficial para preparar su visita a Estados Unidos programada a finales de octubre y en la que recibiría honras de Jefa de Estado, informó este jueves la presidencia de la República, en medio de versiones de espionaje estadunidense a la mandataria.

El equipo, formado por diplomáticos, funcionarios del ceremonial y agentes de seguridad, viajaría el próixmo sábado a Washington, donde permanecería cinco días para preparar la agenda de compromisos y verificar instalaciones.

El lunes 2, la mandataria había dado señales de que podría suspender o cancelar su visita, marcada para el 23 de octubre, como consecuencia de las denuncias de espionaje del que habría sido objeto por parte de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadunidense.

Rousseff se encuentra en San Petersburgo, Rusia, donde participa de la Cumbre del G-20, que vincula a las mayores economías de los países desarrollados y en desarrollo- y en la que también participa el presidente estadunidense, Barack Obama.

La líder brasileña pretende discutir el problema del espionaje estadunidense con otros líderes presentes en la Cumbre, en especial con sus socios del grupo BRICS -Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica.

Documentos divulgados la noche del domingo por la red de televisión Globo indican que Rousseff y el presidente de México, Enrique Peña Nieto, fueron objeto de espionaje de la NSA.

El material corresponde a una presentación interna de la NSA obtenida por el periodista británico Glenn Greenwald de manos del ex agente de inteligencia, Edward Snowden.

La denuncia se suma a otras divulgadas en julio que revelaron que la NSA practicaba un espionaje masivo sobre comunicaciones electrónicas y telefónicas en Brasil.

El gobierno de Rousseff afirma que el hecho constituye una "inadmisible e inaceptable violación de la soberanía brasileña" y espera una respuesta formal por escrito del gobierno de Obama, lo que hasta el momento no ocurrió.

El 24 de septiembre, Rousseff viajará a Nueva York para participar de la Asamblea General de las Naciones Unidas.