Lima, Andina. La canciller Eda Rivas aseguró que la caída de los mandos terroristas "Alipio" y "Gabriel", en un accionar combinado de las Fuerzas Armadas y policiales, mejora la imagen que proyecta el país hacia el mundo.

En declaraciones a RPP, manifestó que el abatimiento de estos cabecillas de Sendero Luminoso fue producto de meses de "inteligencia y de trabajo" en la zona del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem).

"Sin duda esto mejora la imagen del Perú y eso es, por ejemplo, lo que da lugar a que podamos aspirar a viajar a Europa sin visa, eso es importante para todos nosotros", expresó.

Alejandro Borda Casafranca, "Alipio"; y Marco Antonio Quispe Palomino, "Gabriel", caídos en la operación "Camaleón", eran considerados los números 1 y 2 en la estructura operativa de los terroristas de Sendero Luminoso en el Vraem.

Según destacó el presidente Ollanta Humala, se trata de un golpe serio e irreversible contra Sendero Luminoso, producto de las labor profesional de inteligencia de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional.

Los restos de dichos delincuentes, junto a los del que sería el camarada "Alfonso", fueron traídos a Lima para la confirmación de sus identidades.

La operación Camaleón fue motivo de felicitación de las diferentes bancadas del Congreso y políticos, entre ellos los expresidentes Alan García Pérez y Alejandro Toledo.