Sao Paulo. El candidato presidencial brasileño, Fernando Haddad, del opositor Partido de los Trabajadores (PT), afirmó este jueves que el proyecto neoliberal "fracasó en el mundo", propuso reforzar la cooperación con los países del grupo BRICS y prometió fidelidad al detenido ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Aseguró que él y Lula da Silva forman una dupla que se entiende como Lionel Messi y Luis Suárez en el club Barcelona.

En una conferencia de prensa con corresponsales extranjeros en Sao Paulo, Haddad dijo que su programa de gobierno incluye reformas como la tributaria, y que buscará llegar a un programa de reducción del déficit fiscal "sin que signifique irresponsabilidad social", en una jornada en la que el dólar se disparó 1,3%, cotizado a 4,19 reales, el mayor valor desde 1994.

Haddad intentó llevar tranquilidad a los mercados frente a la posibilidad de que crezca en las encuestas para una segunda vuelta con el ultraderechista Jair Bolsonaro, hospitalizado desde hace seis días luego de haber sido atacado con un cuchillo durante un mitin.

Dijo que para él "no es un tabú tratar una reforma del sistema jubilatorio", y que busca realizar una reforma tributaria a favor de los que ganan menos salarios, y una del sector bancario con reducción de tasa de interés al consumidor para "crear un clima de confianza" y atraer socios para la inversión pública.

Al ser consultado sobre lo que hará con la condena de Lula en caso de vencer, Haddad prometió fidelidad e hizo una metáfora futbolística: "Somos como Messi y Suárez en el Barcelona, funcionamos en tándem".

Haddad recordó que su gestión en la alcaldía de la ciudad de Sao Paulo ganó grado de inversión de las calificadoras internacionales, así como el gobierno de Lula (2003-2010), al comentar sobre el déficit fiscal que deberá enfrentar el próximo gobernante que surja de las elecciones de octubre.

"Nosotros trabajaremos en la trayectoria de caída de la deuda pública pero en otro formato; nuestra composición lleva en cuenta lo económico, la planilla de los economistas del mercado financiero, pero también las condiciones políticas en el Congreso y a la población. El pueblo tiene que estar incluido en esta cuenta", explicó el candidato del PT.

Subrayó que "no es verdad que la responsabilidad fiscal exija irresponsabilidad social".

Haddad asumió este martes la candidatura presidencial en lugar de Lula, ex presidente condenado por corrupción y preso en la ciudad de Curitiba, e inhabilitado por la justicia electoral, episodio al que calificó de "trauma".

Al ser consultado sobre lo que hará con la condena de Lula en caso de vencer, Haddad prometió fidelidad e hizo una metáfora futbolística: "Somos como Messi y Suárez en el Barcelona, funcionamos en tándem".

Haddad opinó que probablemente después de la elección las altas cortes (el Supremo Tribunal de Justicia y el Supremo Tribunal Federal) deberían tratar las apelaciones de Lula a su condena, a la que calificó de "sin sustento legal ni probatorio".

El candidato del PT marcha en las encuestas cuarto, aunque con el potencial de recibir la transferencia de votos del popular Lula.

 

"El trauma de la gente en no poder votar al candidato favorito es natural, pero la transferencia de votos no lo es, entonces esperamos que progresivamente las personas vayan siendo informadas" sobre el cambio de candidato.

Haddad, ex ministro de Educación de Lula y famoso por abrir el acceso universitario a las clases más bajas y con acciones afirmativas para los afrodescendientes, sostuvo que "el proyecto neoliberal fracasó" desde el inicio de la crisis estadounidense en el mercado hipotecario, de 2008.

"Lo que estamos viendo es una reacción al fracaso neoliberal, con acciones de proteccionismo", etapa en la que ubicó el proceso del Brexit en Gran Bretaña, la elección de Donald Trump y el viraje hacia la derecha de algunos países europeos.

Al ser consultado sobre la política exterior, Haddad reafirmó el compromiso con el Mercado Común del Sur (Mercosur) y el BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

"Lula mostró que un país de la importancia de Brasil tiene una visión múltiple de las relaciones internacionales, dijo. Teníamos política para el Mercosur, Unasur, Africa, Medio Oriente, y la sintonía con los países emergentes para impulsar las respectivas economías".

En ese sentido, agregó que en caso de ser electo "retomará la importancia de los BRICS", y recordó que Brasil, en 2019, tendrá la Presidencia del bloque de los emergentes continentales y del bando de desarrollo.

 

"Hay que buscar caminos para la autodeterminación", dijo, y criticó a Estados Unidos por haber sugerido a Brasil "no pensar en los BRICS" durante la visita del secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, a Brasilia.

Frente al Mercosur, Haddad propuso "radicalizar la integración convirtiendo a la crisis de Brasil y de Argentina en oportunidades".

Al ser consultado sobre el caso de Bolsonaro, Haddad dijo no tener miedo de un posible atentado.

"El clima en la calle en la campaña está muy bueno, pero el ambiente depende mucho del tono de los candidatos, que debe ser más cordial", enfatizó ante los corresponsales en Sao Paulo, la capital económica del país y el estado más poblado de Brasil, con 45 millones de habitantes.