Por lo menos 157 personas habrían muerto violentamente entre el 31 de diciembre y el 1 de enero en Caracas, una cifra que explica el tercer lugar que ostenta la capital venezolana, en el triste ranking de las ciudades más peligrosas del mundo.

Caracas, en 2009, sólo fue superada por Ciudad Juárez, en México, y Nueva Orleáns, en EE.UU., según publica El Nacional de Venezuela, citado por El Tiempo.

La tasa de homicidios en Venezuela, en 2008, fue de 52 personas por cada 100.000 habitantes, al ser asesinadas 13.780 personas. Mientras que las proyecciones del 2009 indican que el año cerró con una tasa de 56 víctimas por cada 100.000 habitantes, y más de 14.000 asesinatos, según advirtió el sociólogo Roberto Briceño León, miembro del Observatorio Venezolano de Violencia (OVV).

En Latinoamérica, sólo El Salvador y Honduras registran una tasa de homicidios tan alta como la de Venezuela, con aproximadamente 52 asesinatos por cada 100.000 habitantes.

Durante el Aló, Presidente del 29 de noviembre, Hugo Chávez hizo una inusual alusión al fenómeno: "vamos a derrotar el delito y la delincuencia, ese es un flagelo y una quinta columna contrarrevolucionaria que nos hace mucho daño", dijo, sin embargo, los críticos del gobierno consideran que el problema es más serio, caracterizado por la impunidad y la crisis institucional.