Washington. El presidente Barack Obama planea más medidas de estímulo económico para disminuir la alta tasa de desempleo de Estados Unidos, y el recorte del creciente presupuesto es un desafío de más largo plazo, dijo el domingo una asesora económica de la Casa Blanca.

"Estamos hablando de medidas ahora mismo para impulsar la creación de empleos", dijo a CNN la jefa del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca, Christina Romer. "Uno no controla el déficit presupuestal con una tasa de desempleo del 10%", agregó.

El avance en la lucha contra el desempleo será un criterio fundamental por el que los votantes estadounidenses medirán el éxito de Obama en las elecciones del Congreso en noviembre y también servirá para determinar su propio futuro político.

Un asunto que preocupa a muchos es un déficit fiscal que ha crecido por los gastos destinados a ayudar a que los trabajadores y las empresas superen la peor recesión en décadas.

"Tenemos que hacer algo", dijo Romer. "Estamos considerando más medidas específicas que absolutamente serán de ayuda".

Obama se centrará en poner en orden las finanzas públicas estadounidenses en el largo plazo, dijo.