La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) condenó este lunes el presunto uso de armas químicas en Siria sea "de quién las emplee" y abogó por que cualquier medida se adopte sólo a través del Consejo de Seguridad de la ONU.

El bloque regional manifiestó "su más enérgico repudio al uso de armas químicas y de cualquier otra arma de destrucción en masa independientemente de donde éstas se empleen y de quién las emplee" en un comunicado difundido por la agencia DPA.

El organismo que agrupa a todos los países de la región excepto a Estados Unidos y Canadá recordó también que "cualquier acción" en Siria "sólo puede emprenderse por el Consejo de Seguridad, en conformidad con la Carta de las Naciones Unidas".

Washington presiona desde hace días por una intervención militar en Siria en respuesta al presumible uso de armas químicas contra la población civil por parte del gobierno de Bashar al Assad.

La Celac pidió este lunes que se entreguen a la ONU las evidencias del presunto uso de armas químicas.

El bloque "exhorta a todos aquellos que cuenten con evidencias probadas del empleo de armas químicas en Siria y de quienes hacen uso de ellas, que las entreguen a los mecanismos de investigación dispuestos por las Naciones Unidas", según el comunicado emitido por Cuba como país que ejerce la presidencia temporal de la Celac.

Al mismo tiempo, pidió que se deje de suministrar armas a los actores del conflicto para buscar "una solución política negociada" a los dos años y medio de guerra civil en el país árabe.