San Salvador. Los presidentes de El Salvador, Honduras y Guatemala, el llamado "Triángulo del Norte" de Centroamérica, acordaron avanzar en la integración y el comercio en la región, dividida tras el golpe de Estado del año pasado en Tegucigalpa.

El presidente salvadoreño, Mauricio Funes, recibió en la Casa Presidencial a sus homólogos el guatemalteco Alvaro Colom y el hondureño Porfirio Lobo -electo tras el derrocamiento del mandatario Manuel Zelaya en junio del 2009- para tratar temas comerciales y de seguridad.

"Nuestros países, solos, no son viables. La magnitud de la crisis, de los problemas que enfrentamos internamente, nos plantea (...) como única opción unir esfuerzos y voluntades para salir adelante", dijo Funes.

El gobernante salvadoreño condenó el golpe de Estado contra Zelaya y rompió relaciones con el régimen de Roberto Micheletti en Honduras. Pero sostuvo que las nuevas autoridades hondureñas gozan de respaldo.

Los tres presidentes dijeron que están haciendo esfuerzos para que Honduras sea aceptada nuevamente en el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) y en la Organización de Estados Americanos (OEA), de los cuales fue excluida tras el golpe.

La normalización de la situación hondureña es importante luego que Centroamérica retomó este mes rondas de negociación con la Unión Europea para lograr un Acuerdo de Asociación que incluye temas de cooperación, comercio y diálogo político.

Funes también hizo votos para que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) libere en su próxima reunión anual un préstamo por US$500 millones para programas sociales en Honduras.

Los presidentes también expresaron confianza en que el mandatario de Nicaragua, el izquierdista Daniel Ortega, reconozca a las nuevas autoridades hondureñas. Ortega, un ex guerrillero, recibió en su país a Zelaya tras el golpe de Estado.

Lobo dijo que "él (Ortega) ha trazado una línea entre los aspectos económicos, en los cuales respalda y ayuda a Honduras, y los aspectos políticos, que nos ha indicado que le va a tomar un poco más de tiempo, pero que seguiremos dialogando".