Caracas. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, anunció que abandonará el organismo de Derechos Humanos de la OEA, luego de que esa comisión publicara un crítico informe contra su gobierno.

En un reporte de más de 300 páginas, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dijo que el mandatario concentra los poderes, reprime las libertades civiles y coarta el derecho a la protesta pacífica, creando un ambiente de "intolerancia política" en el país petrolero.

"(Vamos) a prepararnos para denunciar el acuerdo a través del cual Venezuela se adscribió, o como se llame a esa nefasta Comisión Interamericana de Derechos Humanos y salirnos de ahí pues. ¿Pa' qué? No vale la pena, es una mafia lo que hay ahí", señaló Chávez.

Para el líder venezolano, el duro informe de la CIDH no es más que "pura basura" y su secretario, Santiago Cantón, un "excremento puro".

"Esta es la misma comisión que respaldó a Carmona aquí en 2002, y es la amenaza permanente, el intento de aislarnos", agregó, en referencia al breve golpe de Estado que lo apartó del poder por unas horas en 2002.

El gobierno del presidente Hugo Chávez ha recibido fuertes críticas de varias organizaciones que defienden los derechos humanos y la libertad de prensa, como Human Rights Watch (HRW), Reporteros Sin Fronteras y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

Sin embargo, el presidente asegura que esos reportes están sesgados al ser encargados por Estados Unidos y sus enemigos políticos para frenar la revolución socialista que asegura liderar en el país petrolero.