Caracas. El presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo que ordenó interceptar el viernes un avión de guerra de Estados Unidos que violó el espacio aéreo de su país dos veces, en lo que podría despertar una nueva tensión entre ambos gobiernos.

"Aquí estamos nosotros listos para defender la soberanía de Venezuela y no vamos a permitir impunemente que se viole nuestra soberanía", dijo en un consejo de ministros televisado.

Chávez detalló que un avión P-3 de Estados Unidos entró en el espacio aéreo de Venezuela en dos oportunidades, durante 15 y 19 minutos, mostrando una supuesta nota de la aeronave, y que fue interceptado por dos F-16.

Un portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos negó la afirmación de Chávez en un correo electrónico: "Podemos confirmar que ningún avión militar de Estados Unidos ingresó a espacio aéreo venezolano hoy. Como materia de política nosotros no volamos sobre el espacio aéreo de un país sin autorización previa o coordinación".

Funcionarios de alto rango del Gobierno de Obama dijeron que el Comando del Sur de Estados Unidos no estaba al tanto de incidente alguno que involucrara a aviones del gobierno estadounidense en espacio aéreo de Venezuela el viernes.

Las incursiones habrían sido a las 12.55, cuando el avión se retiró hacia el norte ante el acercamiento de los F-16 venezolanos que lo escoltaron y presionaron para saliera, y a las 13.37.

"Están lanzando una provocación (...) son aviones de guerra", afirmó tras acusar a Estados Unidos y a los Países Bajos de provocar a Venezuela para buscar excusas para agredir al país.

Al precisar que el avión había partido desde Curazao y pedir a los Países Bajos asumir su responsabilidad sobre el asunto, dijo que su Gobierno conoce las rutas de los vuelos, los nombres y lugar de nacimiento de sus pilotos.

El Gobierno ha denunciado vuelos similares en días recientes.

El militar retirado, que dice conducir una "revolución socialista", pidió que su Gobierno "revise" la refinería Isla en Curazao, sin dar detalles sobre las implicaciones.