Caracas. El presidente venezolano, Hugo Chávez, llamó el miércoles al flamante mandatario electo chileno, Sebastián Piñera, a evitar atacar a Caracas al tiempo que le pidió no convertir a ese país en un nuevo flanco de ataque contra su "revolución socialista".

Chávez, que días atrás se declaró marxista aunque afirmó no haber leído la obra cumbre de la doctrina: El Capital, de Karl Marx, respondió a críticas del multimillonario Piñera, quien afirmó días atrás que estaba en desacuerdo con el desempeño de la democracia en Venezuela.

"El es un empresario muy rico. Es imposible que esté de acuerdo un empresario muy rico con una revolución socialista, pero yo le hago un llamado a que no se meta con nosotros", dijo el mandatario en la inauguración de una obra de Gobierno transmitido por televisión.

Mientras que Chávez busca contrarrestar la influencia del "imperio" estadounidense en la región, analistas prevén que el derechista Piñera se sume a los aliados de Washington en el continente, entre ellos Colombia y Perú.

Caracas afirma que Estados Unidos amplía su presencia militar en Colombia para atacar en el futuro a Venezuela y controlar luego su riqueza petrolera, y no para combatir la guerrilla y el narcotráfico como dicen los aliados.

Piñera, uno de los hombres más ricos de Chile, afirmó que Venezuela no respeta los principios básicos de la democracia, la separación de poderes y la libertad de expresión. El presidente electo asumirá en poder en marzo.

Chávez dijo que respetaba la elección, pero confesó que no recomendaba que un hombre tan rico sea presidente de algún país.

Además afirmó que la derecha continental y la nacional estaban "alebrestadas", y que pretenden debilitar su poder.

Al mismo tiempo, advirtió a su colega que debe evitar molestarlo.

"Yo soy como el espinito, que en la sabana florea, le doy aroma al que pasa, y espina al que me menea", dijo citando versos que ha dedicado anteriormente a mandatarios de Perú y México.