Luis Urzúa, jefe de turno de los 33 mineros que en 2010 permanecieron atrapados 69 días en la mina San José, anunció este viernes la intención de los trabajadores de recurrir a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), debido a la “denegación de justicia en Chile”.

Esto luego que este jueves, y después de 3 años de investigación, la Fiscalía de Atacama confirmó el cierre de la investigación sin formular cargos contra los dueños del yacimiento ni los responsables regionales del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin).

“Si la justicia hace su pega (trabajo) como corresponde, ellos (los dueños de la mina) estarían presos”, dijo Urzúa a CNN Chile.
Otros mineros del grupo de los 33 también manifestaron su malestar: “Siento frustración, pena, en la mañana me puse a llorar”, dijo a radio Cooperativa Mario Sepúlveda, el más locuaz de los 33 mineros, quien subrayó que “por respeto a mis compañeros no me quemo a lo bonzo frente a La Moneda”.

El derrumbe ocurrió el 5 de agosto de 2010 y generó expectación en todo el mundo hasta que, el 13 de octubre del mismo año, los trabajadores fueron rescatados uno a uno, en la culminación de un inédito episodio de supervivencia y esfuerzos mancomunados del gobierno y empresas privadas chilenas y extranjeras.

Gobierno: hay que respetar el trabajo del poder judicial.  Este viernes, Mario Sepúlveda criticó la impunidad de los dueños de la mina San José, Alejandro Bohn y Marcelo Kemmeny, al cuestionar que “anden sueltos y felices por la vida, pese a que nos hayan dejado enterrados”.

En esa misma línea, Jorge Galleguillos, otro de los mineros, declaró a TVN su disconformidad con la decisión: “estoy choreado y ahora voy a estar más choreado porque los empresarios van a estar libres, tranquilamente, sin causa”, dijo.

En tanto, el ministro de Minería, Hernán de Solminihac, señaló que al Gobierno sólo le corresponde “acoger y respetar los trabajos que hace cada poder (del Estado)”, pero que “obviamente es interesante ver la reacción de los mineros, de las distintas personas involucradas, respecto de este fallo”.

Varios medios se han encargados de recordar que el Presidente Sebastián Piñera aseguró que el suceso no quedaría impune tras el rescate, al señalar que “los que tengan responsabilidad van a tener que asumir su responsabilidad”.